Cruz

En el nombre de Jesús

“Sucedió que Jonatán se encariñó con David y lo quiso como a sí mismo.” 1 Samuel 18:1b

Dick Barr era mi amigo. Lo voy a extrañar. Lo conocí personalmente hace años, pero en realidad me encontré con él hace mucho más tiempo, mientras leía la Biblia. El padre espiritual de Dick fue Jonatán, el amigo del hombre que, eventualmente, se convertiría en el Rey David.

Le invito a que lea en la Biblia la historia de David y Jonatán. Jonatán tenía muy pocos defectos, y una característica muy especial: él amaba de verdad a sus amigos, a quienes se entregaba totalmente.

Eso fue lo mismo que hizo Dick Barr. Después de la muerte del Dr. Hoffmann, quien durante muchísimos años fuera el orador de nuestro programa radial “La Hora Luterana”, en un viaje de pesca en Arkansas se me pidió a mí que tomara su lugar.

Esos viajes de pesca habían comenzado hacía más de 40 años, cuando el padre de Dick, que en ese entonces servía como Presidente de la Liga de Laicos Luterana, pensó que el orador de “La Hora Luterana” necesitaba tener un tiempo de descanso. Cuando el padre murió, sus hijos, incluyendo Dick, se encargaron de que el viaje anual de pesca continuara realizándose.

Como Jonatán en la Biblia, el ministerio de Dick y del resto de los Barr ha sido el de apoyar a los obreros profesionales del Señor.

A lo largo de mi ministerio he sido bendecido a través de muchos hombres y mujeres como él. Personas que, sin esperar ser reconocidas o aplaudidas, en el nombre de Jesús escuchan, oran, y apoyan a sus pastores en todo lo que les es posible.

Hace ocho anos cuando Dick y su esposa estaban de vacaciones en el Cabo San Lucas, Méjico, mientras caminaban cerca de la playa, dos olas golpearon contra la costa y los arrastraron mar adentro. La esposa de Dick se salvó, pero Dick fue a reunirse con su Salvador.

Creo firmemente que Dick, que dos veces había vencido el cáncer, hubiera querido que su inesperada muerte le dé a usted ánimo.

Él me haría decirle: “Viva la vida amando y apoyando a los demás en el nombre de Jesús. Quizás haya otras cosas en la vida que paguen mejor o que luzcan mejor a la vista de los hombres, pero eso es lo que Jesús nos ha pedido que hagamos. Viva su vida de tal manera que, cuando una ola venga y lo derribe, pueda mirar a los ojos al Salvador y decirle: Jesús, porque tú me amaste, en tu nombre amé a los demás”.

ORACIÓN: Querido Señor Jesús, aún siendo pecador tú me mostraste cuánto me quieres al vivir, morir y resucitar. Gracias a tu amor he sido rescatado del castigo y la condenación eterna, y con la ayuda de tu Espíritu Santo puedo amar a los demás así como tú me amas. Amén.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Espiga

Amor eterno

“El Señor se hizo presente y me dijo: ‘Yo te amo con amor eterno. Por eso te he prolongado mi misericordia.'” Jeremías 31:3b

El divorcio es tan común en algunos lugares, que supera ampliamente a los matrimonios. Sabiendo que el amor se ha enfriado en tantas parejas de esposos, no es de extrañar ver tantos jóvenes que parecen no estar muy entusiasmados con la idea de casarse.

Tampoco sorprende que muchos prefieran una relación a corto plazo, sin ataduras legales, ya que piensan que igual nada dura para siempre… especialmente el amor.

Pero ese no es el caso de Roland, quien le propuso matrimonio a Lorraine. Dependiendo como lo vea, su noviazgo fue increíblemente largo, o increíblemente corto, ya que Roland y Lorraine tienen mas de 90 años de edad, y se comprometieron en matrimonio a tan solo tres semanas de reencontrarse.

Lorraine y Roland habían sido compañeros de escuela y enamorados cuando estaban en tercer grado, en el año 1921. Durante décadas Roland llevó la foto de Lorraine en su billetera… una foto de cuando eran muy jóvenes. Como Roland dice: “La foto permaneció en mi billetera y el rostro de ella en mi memoria.”

Aparentemente fue así, porque cuando sus familiares lograron reunir a Rolando y Lorraine, ellos retomaron la relación como si nunca la hubieran dejado.

Si bien esta historia de amor es maravillosa, no se compara con el amor del Señor. Como dijo a través de Jeremías: “Yo te amo con amor eterno.” Su amor no duró ocho décadas y media… Su amor es eterno.

Fue el fidedigno amor del Padre el que envió a su Hijo al mundo a tomar nuestro lugar. Fue el abnegado amor del Salvador el que lo llevó a la cruz del calvario. Fue el amor del Señor todopoderoso el que conquistó la tumba, y el que promete una victoria similar para todo el que cree.

A todos los que dudan si el amor humano puede durar, les diría: “Miren a Lorraine y Roland.” Y si se preguntan si el amor de Dios es verdadero: quédense cerca del Salvador resucitado.

ORACIÓN: Amado Padre celestial, te doy gracias porque tu amor permanece fiel y firme. Ayúdame a mostrar ese amor cada vez más al mundo que me rodea. En el nombre de Jesús. Amén.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Hombre caminando

Él está allí

“Y yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.” Mateo 28:20b

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Más vale pájaro en mano que cien volando. El que ríe último, ríe mejor. Nunca hubo una guerra buena ni una paz mala.

Dichos populares que encierran gran sabiduría.

No hace mucho escuché a alguien decir: “Muchos son los que están dispuestos a subirse contigo en la limusina, pero lo importante es saber quién estará dispuesto a subirse contigo al bus cuando la limusina se rompa”.

Todos estamos rodeados de personas que dicen ser amigos nuestros mientras tenemos dinero, o salimos de jarana, o tenemos algo para ofrecerles. Pero cuando necesitamos ayuda o estamos enfermas, de pronto desaparecen como por arte de magia.

Nuestro salvador Jesús no es así. Él siempre está con nosotros, sin importar en qué situación nos encontremos. Él, que dio su vida en la cruz para abrirnos las puertas del cielo, nos ha mostrado lo que significa ser fiel.

Cuando Jesús dijo: “Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo”, no estaba mintiendo. En tiempos buenos y en tiempos malos, en tiempos alegres y en tiempos tristes, él va a estar con nosotros.

Sigamos su ejemplo. Así como Jesús, los cristianos debemos ser amigos de quienes no tienen amigos, amparar a los desamparados, y defender a los indefensos.

Sea en la limusina, en el bus, o caminando con zapatos agujereados, Dios nos ha dado la oportunidad y el privilegio de reflejar el amor del Salvador a los demás.

ORACIÓN: Querido Señor, gracias por ser mi amigo en todo tiempo y por estar a mi lado en toda situación. Ayúdame a ser más como tú con mis amistades y con quienes no conozco, para que los demás puedan descubrir tu amor a través de mí. En tu nombre. Amén.

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Sabiduría

“La ley del Señor es perfecta: reanima el alma. El testimonio del Señor es firme: da sabiduría al ingenuo.” Salmos 19:7

La subdivisión Piedras de Lago en la ciudad de Louisville, Kentucky, es un lugar muy tranquilo y bonito. Es uno de esos lugares ideales para echar raíces y criar una familia. Por lo menos debería ser un lugar así, pero en realidad no lo es, porque a pesar de que la velocidad máxima permitida es de 25 millas por hora, algunos automóviles pasan hasta a 55 millas por hora.

Ningún conductor que vaya a esa velocidad puede reaccionar lo suficientemente rápido como para evitar atropellar a un niño que salga corriendo de entre los autos estacionados y se le cruce inesperadamente.

Las autoridades están dispuestas a colocar en la calle lomas de burro si el 70% de los residentes piensan que es necesario hacerlo… y si esos mismos residentes están dispuestos a pagar la mitad del costo del proyecto.

Las lomas de burro serán puestas, o no. Mientras tanto, Landon Wilburn se ha convertido en vigilante.

Ser vigilante no es fácil, especialmente para Landon que tiene solamente 11 años. A pesar de su corta edad, él cree que debe hacer todo lo que esté a su alcance para proteger su vecindario. Al principio comenzó gritándole a los coches que pasaban a toda velocidad, pero como ese método no le dio resultado, decidió ponerse un chaleco reflectante, un casco, y apuntar a los coches con una pistola radar de juguete.

¿Cuál ha sido la reacción de los conductores ante un niño de 11 años armado con una pistola radar de juguete? De acuerdo a lo que dicen los residentes de la subdivisión, cuando estos apenas ven el radar, aún cuando esté en las manos de un niño, se apresuran a frenar y luego siguen su camino a la velocidad límite.

Como dijo el Rey David: la ley da sabiduría al ingenuo. Sabemos que el monarca del Antiguo Testamento se refería a la ley perfecta de Dios, y no a las leyes de tránsito que Landon estaba haciendo cumplir.

Sería mucho mejor si los seres humanos pudiéramos ser sabios por nosotros mismos, pero no lo somos. Sería mucho mejor si pudiéramos vivir correctamente por nosotros mismos, pero no podemos. Porque todos nosotros, sin excepción, somos pecadores -una característica que la ley de Dios nos señala claramente. Al igual que el radar de Landon, la ley de Dios nos hace saber que estamos haciendo lo que no debemos.

Lamentablemente, la ley de Dios no nos ayuda a salir del estado en que estamos.

Si vamos a ser salvos, si vamos a pasar de pecadores a santos perdonados, necesitamos más que la Ley de Dios… necesitamos el amor de Dios… el amor de Dios encarnado en Jesucristo. El Niño de Belén, el Cristo de la cruz, el Salvador de la tumba vacía. Jesús es la respuesta de gracia de Dios para nuestro ser pecador.

ORACIÓN: Querido Señor, tu ley me muestra mis pecados y mis faltas. Por todos ellos te pido perdón. Pero también me alegro en tu hijo Jesucristo, quien me limpia y salva de todo lo que era. Ayúdame para que viva como un ex-pecador y como un santo perdonado. En su nombre te lo pido. Amén.

© Copyright 2015 Cristo Para Todas Las Naciones

Montañista

Seamos Compasivos

“Ustedes deben amar a sus enemigos, hacer el bien y dar prestado, sin esperar nada a cambio. Grande será entonces el galardón que recibirán, y serán hijos del Altísimo. Porque él es benigno con los ingratos y con los malvados.” Lucas 6:35

No sé si usted se ha dado cuenta, pero el mundo en que vivimos es sumamente egoísta.

Es por eso que, cuando me entero de que alguien ha hecho algo por otra persona sólo por compasión, me gusta compartirlo.

No hace mucho llegó a mis oídos lo que hizo un peluquero de un pueblo pequeño cuando se dio cuenta que de pronto comenzó a tener muchos clientes nuevos. Con mucho cuidado para no parecer desagradecido -ya que estaba haciendo buen dinero- se dispuso a descubrir la razón.

Al poco tiempo se enteró de que el otro peluquero del pueblo había tenido una cirugía menor, y que no volvería a trabajar por unas semanas más.

Desde ese momento, el peluquero -que era cristiano- al final de cada semana tomaba todo el dinero extra que había ganado, y se lo llevaba a su competidor.

¿Les dije ya que el peluquero era cristiano?

Un cristiano mostrando compasión cristiana.

Cuando escuché esta historia me pregunté: “¿Será que yo hubiera hecho lo mismo?” Y aún más: “¿Se me hubiera siquiera ocurrido pensar en hacer algo así?”

Realmente no lo sé. Pero sí sé que, de ahora en más, voy a comenzar a tratar de pensar y actuar más como Jesús. Le invito a que usted haga lo mismo. No le va a costar mucho, especialmente si lo compara con el precio que nuestro Salvador pagó para rescatarnos del pecado, la muerte y el diablo.

Jesús nos da todo lo que necesitamos para que seamos amables, generosos, y compasivos con quienes están a nuestro alrededor. Usemos esos dones para servir en amor.

ORACIÓN: Querido Señor, ayúdame a reflejar tu amor para que, a través de mi vida, los demás sepan el precio que pagaste por amor a ellos. En el nombre de Jesús. Amén.

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”

© Copyright 2015 Cristo Para Todas Las Naciones

Paraguas

Malas y buenas noticias

“Todos perderemos el rumbo, como ovejas, y cada uno tomará su propio camino; pero el Señor descargará sobre él todo el peso de nuestros pecados.” Isaías 53:6 

En el siglo 19, el Dr. James Simpson instituyó el uso de cloroformo como anestesia, logrando así que las personas fueran operadas sin sentir dolor. Algunos años después, un estudiante le preguntó al Dr. Simpson: “¿Cuál es el descubrimiento más valioso que ha hecho en su vida?” La respuesta que dio dejó sorprendidos a todos sus estudiantes: “¡El descubrimiento más valioso de mi vida fue reconocer soy pecador y que Jesucristo es mi Salvador!”

Es interesante ver que, a veces, los grandes descubrimientos no son los que uno cree.

La Biblia es clara cuando nos dice que ninguno de nosotros está libre de culpa: “¡No hay ni uno solo que sea justo!” (Romanos 3:10b). Nuestra vida diaria demuestra claramente que somos pecadores, y cualquier noticiero da pruebas concretas de nuestra corrupción: guerras, violencia, asesinatos, deshonestidad, inmoralidad, mentiras… y la lista sigue.

Esas son las malas noticias, pero también hay buenas noticias, porque Jesús, el Hijo de Dios, vino con un mensaje: “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepiéntanse, y crean en el evangelio!” (Marcos 1:15).

Esas son las buenas noticias para cada uno de nosotros. “Arrepiéntanse y crean,” nos demanda el Señor. El fruto de la fe será una vida con sentido aquí en la tierra, y vida eterna con Jesucristo después de la muerte.

ORACIÓN: Dios todopoderoso, por tu palabra sé que soy pecador. A través de la fe en el sacrificio de tu Hijo, me has adoptado como hijo tuyo. Sólo en ti puedo encontrar amor verdadero. Gracias por esa misericordia ilimitada que busca y salva al perdido–incluso un pecador como yo. En el nombre de Jesús, mi Salvador, te pido esto. Amén.

Biografía del autor: Esta devoción fue escrita por El Pastor Fernando Enrique Huf quien es voluntario en la oficina de Cristo Para Todas Las Naciones en San Pablo, Brasil. En los Centros Ministeriales de CPTLN se atienden a las necesidades de las personas compartiendo las Buenas Nuevas de salvación en Jesucristo con hombres y mujeres en más de 50 países y seis continentes a través de 34 Centros Ministeriales. Si desea más información sobre los Centros Ministeriales, diríjase a Por el mundo en el menú, y seleccione el país que le interesa.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Tienda

¡Falta algo!

“Los que están sanos no necesitan de un médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar al arrepentimiento a los justos, sino a los pecadores.” Lucas 5:31-32

Estamos acostumbrados a que las tiendas hagan distintos tipos de ofertas para atraer más compradores, como por ejemplo: “compre uno y lleve otro gratis.”

Aparentemente, la Iglesia de Inglaterra estaba ofreciendo algo similar: las parejas que iban a casarse también podían bautizar a sus hijos en el mismo servicio.

A pesar de que suena extraño, en algunas circunstancias tiene sentido. Por ejemplo, podemos pensar en una pareja que acaba de convertirse y decide casarse por iglesia, y bautizar también a sus niños.

Es válido preguntarse con qué frecuencia ocurre esto. Yo no lo sé, pero imagino que algunas veces ocurrirá. Aunque la Iglesia de Inglaterra admite que ese servicio fue diseñado, más que nada, para los que pertenecen a la Iglesia, pero que no han respetado la santidad del matrimonio.

Sabemos que es bueno que una pareja quiera casarse y que sus hijos conozcan al Salvador que dio su vida por ellos.

Pero siempre hay un pero en todo. Me pregunto qué lugar ocupa aquí el arrepentimiento. La corrosión no se puede cubrir con pintura, porque tarde o temprano va a salir a relucir nuevamente, ni tampoco se puede recubrir una pared enmohecida y esperar que quede bien. De la misma manera, el pecado no se elimina cubriéndolo, sino que es necesario que haya arrepentimiento.

¿Qué es el arrepentimiento? Es tener un corazón penitente para que el Señor pueda cambiar nuestras viejas costumbres y ponernos así en armonía con su voluntad.

El arrepentimiento es algo bueno pues viene de Dios y es inspirado por el Espíritu Santo, pero es algo que no hay en abundancia. Por ello oramos por las parejas que se casan en Inglaterra, y también por nosotros

ORACIÓN: Amado Señor, Dios mío, ¡crea en mí un corazón limpio! ¡Renueva en mí un espíritu de rectitud! ¡No me despidas de tu presencia, ni quites de mí tu santo espíritu! ¡Devuélveme el gozo de tu salvación! ¡Dame un espíritu dispuesto a obedecerte! Así instruiré a los pecadores en tus caminos; así los pecadores se volverán a ti. Dios mío, Dios de mi salvación, ¡líbrame de derramar sangre, y mi lengua proclamará tu justicia! Abre, Señor, mis labios, y mi boca proclamará tu alabanza. Salmo 51:10-15

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Árboles

Excusas

“Jesús fue a Galilea para proclamar el evangelio del reino de Dios. Decía: ‘El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepiéntanse, y crean en el evangelio!'” Marcos 1:14b-15

Richard Cooey estaba en la lista de condenados a muerte en el estado de Ohio, por haber violado y asesinado dos estudiantes de la Universidad de Akron en el año 1986.

Debido a que era considerado obeso este convicto pidió clemencia, porque era demasiado gordo para ser ejecutado. Sus abogados argumentaron que los verdugos podrían tener dificultad para encontrar las venas donde administrar la inyección letal, y que su peso podría disminuir el efecto de una de las drogas letales.

Cooey también dijo que lo que hizo, lo hizo porque cuando niño fue maltratado y porque abusó del alcohol.

Cooey agregó que el abogado que lo representó en el primer juicio no presentó esa información a quienes lo juzgaron y condenaron.

Cooney finalizó diciendo que su intento de escape de la prisión algunos años previos no debería ser tenido en su contra.

Básicamente, lo único que Richard Cooey no dijo nunca es: “Soy culpable. Lo siento.” Sherri Walsh, la fiscal del condado, dijo: “En los 22 años que van desde que el acusado cometió esos actos brutales, nunca ha demostrado ni un segundo de remordimiento sincero por haber asesinado a esas dos jóvenes”.

Lo que nos lleva al tema del arrepentimiento. Inmediatamente después que Juan el Bautista fuera arrestado, Jesús comenzó a predicar un mensaje doble a las comunidades de Galilea: que se arrepintieran, y que creyeran el Evangelio.

Lamentablemente, el arrepentimiento no es una cualidad que surja naturalmente en el ser humano. Más que arrepentirnos, la mayoría de nosotros preferiríamos echarle la culpa a otro o dar excusas por nuestro comportamiento… cualquier cosa, menos decir: “Señor, ten compasión de mí, un pobre pecador”.

Sin embargo, Jesús vino a buscar y a salvar pecadores, y los pecadores son quienes se alegran en las Buenas Noticias de la gracia que él da a través de su sufrimiento, sacrificio, y resurrección.

Es mi oración que Richard Cooey se haya arrepentido, pues, de ser así, aún cuando haya pagado el precio que la ley exige, el Señor Jesús lo ha recibido en el paraíso.

¿Cómo lo sé? Lo sé porque una vez Jesús hizo exactamente lo mismo por el ladrón arrepentido que colgaba en la cruz al lado de la suya. Lo sé porque Jesús ha hecho lo mismo por mí.

ORACIÓN: Querido Señor Jesús, ayúdame para que mis oraciones siempre estén llenas de arrepentimiento por todo lo que he hecho mal, y de alabanzas y adoración por todo lo que tú has hecho en mi vida. En tu nombre. Amén.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Rosas y Flores

Riquezas

“Lo mismo pasa con ustedes, pues hasta los cabellos de su cabeza están todos contados. Así que no teman, pues ustedes valen más que muchos pajarillos.” Lucas 12:7

Rick Norsigian, de Fresno, California, es un hombre bendecido y rico.

Resulta que hace varios años, Rick fue a un mercado de pulgas con la intención de comprar una silla de barbero pero, en vez de comprar la silla, terminó comprando unas cajas con placas fotográficas muy antiguas.

Rick guardó las cajas todos esos años, hasta que descubrió que eran los negativos de fotos tomadas por Ansel Adams… algunos de los pocos que se salvaron del incendio que quemó el estudio de este famoso fotógrafo.

En definitiva, las placas fotográficas por las que Rick pagó $45 dólares, ahora valen alrededor de $200 millones de dólares.

Si se está preguntando como muchos de nosotros: “¿Por qué no me sucede algo así a mí?”, y si usted es un creyente en Jesucristo, le aseguro que eso ya le ha ocurrido.

Cuando otras personas nos miran, es posible que no vean en nosotros más que una persona común y corriente. Pero cuando el Señor nos mira, él ve algo muy diferente.

Él ve un alma tan valiosa, que estuvo dispuesto a sacrificar a su Hijo único para darnos salvación.

¿Cuánto vale usted para el Señor? Bueno, usted vale más que muchos gorriones… usted incluso vale la vida, sufrimiento, crucifixión y resurrección del Hijo de Dios.

Esa es una clase de valor que no se puede depositar en el banco, y tampoco va a figurar en la portada de una revista famosa, pero tiene valor. Gracias a que Jesús se sacrificó a sí mismo, usted ha sido perdonado y redimido, y ha recibido la promesa de la vida eterna en el cielo junto a Dios.

Para abreviar, usted es más bendecido y por mucho más rico que Rick Norsigian… a menos que Rick también sea un creyente.

ORACIÓN: Señor Jesús, te doy gracias porque aunque el mundo no piense mucho de mí, tú me amaste lo suficiente como para ofrecer tu vida como rescate por mi salvación. Ayúdame a estar siempre agradecido por el sacrificio que tú hiciste por mí. En tu nombre. Amén.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

El gran escape

“Por lo tanto, manténganse siempre atentos, y oren para que se les considere dignos de escapar de todo lo que habrá de suceder, y de presentarse ante el Hijo del Hombre.” Lucas 21:36 

Después del huracán Katrina, Nueva Orleáns aprendió que todos los habitantes deben ser obligados a evacuar. El Cuerpo de Ingenieros aprendió que era necesario elevar la altura de las barreras, y la Guarda Nacional y la Policía aprendieron que las calles no pueden ser dejadas en manos de saqueadores.

Pero, por sobre todas las cosas, las personas parecen haber aprendido que es necesario escapar de la destrucción cuando ella está viniendo, y por eso doy gracias.

Como solía decir mi padre: “Si te engañan una vez, culpa al otro; si te engañan dos veces, cúlpate a ti mismo”. Los habitantes del Golfo decidieron que el siguiente huracán no los iba a encontrar otra vez sin estar preparados.

Es una lástima que ese mismo tipo de aprendizaje no sea aplicable a todas las personas cuando se trata de tormentas espirituales.

En las Escrituras, el Señor dice que debemos estar alertas, preparados para escapar las tragedias y los terrores de la vida que casi con toda seguridad nos va a tocar vivir. Una y otra vez la Biblia nos advierte que nuestra vida en este mundo es pasajera, y que va a llegar el día en que tendremos que estar frente al Señor, quien nos juzgará.

Lamentablemente, muchos son los que ignoran el consejo de Dios, y aún cuando han visto a familiares o amigos ser abatidos por las tormentas de la vida, siguen viviendo como si a ellos nunca les fuera a pasar nada.

Razón por la cual, al mismo tiempo que doy gracias porque los habitantes del Golfo han aprendido a escapar de las tormentas físicas, también oro para que hagan lo mismo ante las tormentas espirituales. Pidámosle al Señor que envíe su Santo Espíritu para que todas las personas puedan, con fe en Jesucristo, escapar los vendavales espirituales que la vida les presente.

ORACIÓN: Querido Padre celestial, te doy gracias por ser la roca firme en medio de las tormentas de la vida. Te pido que aumentes mi fe para que, a través de mi vida, quienes me rodean puedan ver que tú eres la fuente de fortaleza y alegría de cada uno de mis días. En el nombre de Jesús. Amén.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones