De vuelta a las ovejas. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile. 31122018

De vuelta a las ovejas

Al volver los pastores, iban alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo había sucedido tal y como se les había dicho. Lucas 2:20

 

 

¿Qué hicieron los pastores después de ver al niño Jesús y a sus padres? Lucas nos dice que “contaron lo que se les había dicho acerca de él” (Lucas 2:17); o sea, hablaron con personas: María y José, los vecinos. Pero luego regresaron a casa: las ovejas los esperaban.

 

A veces Dios también nos regala momentos maravillosos. Quizás sea en el bautismo de un bebé de tu familia, o cuando participamos de la comunión. O tal vez sea sólo un segundo, cuando estamos lavando platos o cambiando el aceite del auto, y de repente recordamos a Jesús y su amor. Esos momentos son preciosos y tenemos razón en estar agradecidos por ellos. Pero las ovejas aún nos esperan. Así es que nos levantamos y volvemos nuestros pensamientos al trabajo. Así funciona la vida.

 

Excepto por una cosa. Lucas dice: “Al volver los pastores, iban alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo había sucedido tal y como se les había dicho” (Lucas 2:20). Nosotros podemos hacer lo mismo. Podemos continuar con nuestra vida diaria sin olvidar las grandes cosas que Dios ha hecho, sino alabando a Dios por ellas. Podemos hacerlo en silencio en nuestro corazón, o con palabras cuando hablamos con amigos, familiares o compañeros de trabajo.

 

Es cierto que seguimos viviendo la vida de todos los días, pero las grandes cosas que Dios ha hecho por nosotros -la vida, muerte y resurrección de Jesús- todavía están con nosotros. El amor de Jesús y su obra por nosotros avalan todo lo que hacemos. ¡Qué bueno es alabarlo por todo eso, incluso cuando nos ocupamos de las ovejas!

 

ORACIÓN: Señor, ayúdame a amarte y glorificarte en todos los momentos de mi vida. Amén.

 

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
Trata de recordar algún momento o experiencia extraordinaria que hayas tenido con Dios.
¿Cómo haces para ser consciente de la presencia y el amor de Dios en tu vida diaria?

 

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Amor fraternal. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile. 28/12/2018

Amor fraternal

En ese momento apareció, junto con el ángel, una multitud de las huestes celestiales que alababan a Dios y decían: «¡Gloria a Dios en las alturas! ¡Paz en la tierra a todos los que gozan de su favor!» Lucas 2:13-14

 

 

Imagina a todos esos ángeles alabando a Dios. ¡Qué celebración! Sin lugar a duda algo maravilloso está sucediendo, y ellos tienen que ser parte. ¿Por qué están alabando a Dios? ¿Alguna razón angelical? Están celebrando “… una buena noticia, que será para todo el pueblo motivo de mucha alegría. Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es Cristo el Señor” (Lucas 2:10-11).

 

Pensemos por un momento en esto. Los ángeles están celebrando una alegría totalmente humana: que el mismo Dios ha venido a la humanidad para salvar a los hijos de Adán y Eva. Los principales beneficiarios de este gran milagro no son los ángeles, ¡sino los seres humanos! Los ángeles celebran en nuestro nombre, alabando al Dios que compartimos por venir a redimir a la raza humana caída.

 

Eso se llama amor fraternal. Es la alegría que sentimos cuando a un ser querido le sucede algo bueno, porque su felicidad es nuestra felicidad y su alegría también es nuestra. Y con los ángeles es igual.

 

Pero no debería sorprendernos si pensamos a quién están imitando. Dios mismo nos amó tanto como para nacer entre nosotros como ser humano, nuestro hermano y Salvador. A través de su muerte y resurrección, Jesús volvió a hacernos parte de la familia de Dios. Ya no estamos perdidos y alejados, sino de nuevo en casa. ¡Y ahora nosotros también podemos celebrar “con ángeles y arcángeles y toda la compañía del cielo, alabando a Dios y cantando”!

 

ORACIÓN: Gracias, Padre, por los ángeles que has creado y que se preocupan por nosotros. Ayúdanos a ser eco de tu amor, amándonos los unos a los otros en Jesús. Amén.

 

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
¿Te alegras cuando a uno de tus hermanos le sucede algo bueno?
¿Qué te viene a la mente cuando piensas en que eres miembro de la familia de Dios?

 

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Les ha nacido. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN - Chile. 27/12/2018

“Les ha nacido”

Pero el ángel les dijo: «No teman, que les traigo una buena noticia, que será para todo el pueblo motivo de mucha alegría. Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto les servirá de señal: Hallarán al niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» Lucas 2:10-12

 

¿Alguna vez te han dejado de lado? Quizás tus compañeros de escuela te ignoraban, o quizás todavía no has podido olvidar la vez que no te invitaron a una fiesta. Tal vez ahora mismo estás sufriendo un rechazo y te duele. Te duele mucho.

A los pastores también les dolía. Eran lo más bajo de la sociedad y los religiosos a menudo los despreciaban. Es difícil pensar que vales algo, cuando los demás te humillan.

Pero de repente se aparece un ángel, y les dice: “Les traigo una buena noticia… para todo el pueblo… les ha nacido un Salvador”. ¡Para ti, pobre pastor apestoso, ignorado e inculto! ¡Para ti, discapacitado, viejo o enfermo! ¡Para ti, que tienes mala reputación! ¡Para ti, que por fuera luces maravilloso, pero por dentro te sientes solo y vacío y te preguntas si alguien te querría si supieran la verdad completa sobre ti! ¡Y también para mí!

Jesús nació para ser nuestro Salvador. ¿Qué significa esto? Significa que Dios te quiere. Te quiere tanto, que viene a este mundo como un Niño pequeño acostado en un pesebre. Significa que Dios te quiere así como eres, porque ese Niño crecerá para sufrir y morir por ti. Significa que Dios te quiere para siempre, porque ese Niño Jesús un día resucitará de entre los muertos para compartir la vida eterna contigo, para que puedas ser suyo para siempre.

Para ti nace este día, en la ciudad de David, un Salvador. ¡Alabado sea el Señor!

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por amarme. Enséñame a amarte cada día más y mantenme siempre a tu lado. Amén.

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
¿Alguna vez has sido un extraño o te has sentido indeseado y solo?
¿Qué significa para ti saber que Dios te quiere de verdad, ahora y para siempre?

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Alarmante. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones (CPTLN) - Chile. 26/12/2018

“Alarmante”

En esa misma región había pastores que pasaban la noche en el campo cuidando a sus rebaños. Allí un ángel del Señor se les apareció, y el resplandor de la gloria del Señor los envolvió. Ellos se llenaron de temor… Lucas 2:8-9

 

Lo más probable es que fuera una noche tranquila. A menos que algo sobresaltara a las ovejas, nunca había mucha emoción. El mayor problema era mantenerse despierto… Pero de pronto llega el glorioso llamado de atención con un ángel rodeado de la gloria de Dios y los pastores se ponen de pie, parpadeando y temblando.

¿Algo que sobresaltara a las ovejas? ¡Por supuesto! Y más todavía, algo que iba a sobresaltar y despertar a las ovejas de Dios. Un Niño recién nacido, acostado en un pesebre. Un Salvador. El mismo Dios que bajó a la tierra a salvarnos.

¿Es realmente sorprendente, no? Cada uno haciendo su vida, trabajando o durmiendo, sentados o caminando, y allí aparece Dios. Dios en medio de todos nosotros durmiendo, llorando y amamantando. Dios en un pesebre, el centro de una familia humilde en un pueblo pequeño en un país conquistado. Emanuel, Dios con nosotros.

Pero las ovejas no permanecen sobresaltadas. Pronto se calman y vuelven a su pastoreo. Y nosotros, las ovejas de Dios, también nos calmamos y volvemos a nuestras vidas cotidianas. Pero esta vez no lo hacemos solos. Ahora tenemos a Jesús, el Dios que nació por nosotros, que vivió, sirvió, sufrió y murió por nosotros; el Señor que resucitó de los muertos por nosotros, y que se ha convertido en nuestro Pastor. Él nos mantiene bajo su cuidado para siempre.

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por venir a vivir, morir y resucitar como nuestro Buen Pastor que nos ama. Amén.

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
¿En qué te asemejas a una oveja?
¿Qué hace Jesús por ti como tu Pastor?

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

En el tiempo preciso. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones (CPTLN) - Chile. 24/12/2018

“En el tiempo preciso”

Y mientras ellos se encontraban allí, se cumplió el tiempo de que ella diera a luz. (Lucas 2:6)

 

 

“Se cumplió el tiempo.” Toda mujer que ha tenido hijos sabe cuánto pesa esa expresión. Desde el comienzo del embarazo, las mujeres esperamos y contamos. ¿Cuándo va a nacer nuestro hijo? ¿Cuándo terminarán las náuseas? ¿Cuándo veré a mi bebé en el ultrasonido? Y, ya hacia el final del embarazo, ¿CUÁNTOS DÍAS MÁS TENDRÉ QUE SEGUIR ANDANDO CON ESTA SEMEJANTE PANZA?

 

Finalmente, a María le llegó el momento de dar a luz. Humanamente hablando, era el peor momento posible: lejos del hogar y de la familia, cobijada entre animales y teniendo que utilizar un pesebre como cuna. Sin lugar a dudas, María y José hubieran preferido algo mejor. Pero Dios el Padre eligió ese tiempo y lugar en particular para que su Hijo entrara en el mundo. Con lo que sabemos hoy, podemos ver por qué Jesús es el salvador que “no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:28).

 

Había llegado el momento. Pero a la vez comenzó un nuevo tiempo de espera. Durante su ministerio terrenal, Jesús varias veces dijo: “Mi tiempo aún no ha llegado” (Juan 7, 8:20; Mateo 26:18; Juan 2:4). ¿Qué tiempo? El tiempo en que habría de sufrir y morir para redimirnos a todos, liberarnos del pecado y hacernos hijos de Dios.

 

Fue para ese momento que Jesús vino al mundo, para rescatarnos, redimirnos y resucitarnos a una vida nueva y eterna a través del poder de su propia resurrección. Pablo nos dice: “Porque a su debido tiempo, cuando aún éramos débiles, Cristo murió por los pecadores. Es difícil que alguien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. Pero Dios muestra su amor por nosotros en que, cuando aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:6-8).

 

Ese pequeño Niño se ha convertido en nuestro redentor y salvador. Hoy es el tiempo preciso para confiar en él.

 

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por venir a este mundo a nacer, sufrir, morir y resucitar por nosotros en el tiempo preciso. Mantennos junto a ti hasta la eternidad. Amén.

 

 

© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones

Apoderadas de Colegio Luterano Concordia de Valparaíso finalizaron Taller de Manualidades patrocinado por CPTLN-Chile

Un grupo de 12 apoderadas del Colegio Luterano Concordia de Valparaíso culminó el Taller de Manualidades que patrocinó Cristo Para Todas Las Naciones – Chile en esa ciudad.

 

La actividad, que se desarrolló a lo largo de cuatro meses, fue organizada por la congregación de la Iglesia Luterana Confesional “Espíritu Santo”, de Playa Ancha, a cargo del pastor Juan Pablo Lanterna.

 

Bajo la coordinación de Nilda Carrasco, miembro de esta comunidad religiosa, las participantes elaboraron piezas con motivos navideños para adornar los hogares en esta temporada en que se celebra el Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo.

 

Las 12 damas que asistieron al curso recibieron, en el marco de un servicio divino encabezado por el pastor Lanterna el 19 de diciembre, un reconocimiento por su constancia.

 

El pastor Lanterna encabezó el servicio religioso en el que se otorgaron reconocimientos a las participantes.

 

Marianela Bravo, directora de LHM/CPTLN – Chile, resaltó la importancia de esta actividad, pues permitió estrechar la colaboración entre miembros de la comunidad educativa del colegio y la congregación luterana del Cerro La Cruz.

 

En el servicio religioso que tuvo lugar en la capilla del Colegio Luterano Concordia también estuvieron presentes niños de la Misión “Cerro La Cruz”, igualmente a cargo del pastor Juan Pablo Lanterna, quienes amenizaron el encuentro con una emotiva interpretación de villancicos.

 

Niños de la Misión “Cerro La Cruz” interpretaron villancicos en la capilla del Colegio Luterano Concordia de Valparaíso.

 

Cristo Para Todas Las Naciones – Chile es una organización cristiana sin fines de lucro, que difunde el mensaje de Jesucristo a todos los grupos sociales sin distinción de credos religiosos, cuyo objetivo es ayudar a reflexionar a quien lo necesite, en diferentes temas de actualidad, brindando una orientación cristiana y valórica a niños, jóvenes y adultos.

Con miedo al futuro. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones (CPTLN) - Chile. 21/12/2018

Con miedo al futuro

Mientras José reflexionaba al respecto, un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María, tu mujer, porque su hijo ha sido concebido por el Espíritu Santo. María tendrá un hijo, a quien pondrás por nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.» Mateo 1:20-22

 

 

¿Y si…? ¿Y si pierdo mi trabajo y no puedo seguir pagando la casa? ¿Y si mi esposo tiene cáncer? ¿Y si no paso la prueba? ¿Y si… ?

 

Probablemente, José pasó por algo así después de que el ángel le dijo que llevara a María a casa como su esposa. Y si me caso con ella… ¿qué va a pasar… me culparán por el embarazo prematuro… dañarán los chismes del pueblo a mi esposa, a mi familia, a nuestro negocio… será que el niño me va a querer si yo no soy su padre verdadero… cómo voy a hacer para ayudar a criar al Hijo de Dios?

 

Y el ángel simplemente le dice: “No temas”. No temas tomar a María como tu esposa. La mano de Dios está en todo esto. Dios sabe la respuesta a todas tus preguntas, y tiene el control. Cuando necesites saber algo, Él te lo hará saber. Mientras tanto, confía en Él. Todo va a estar bien.

 

Cuando tememos al futuro, Dios nos dice lo mismo: “Yo estaré con ustedes todos los días” (Mateo 28:20). “No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te sostendré con mi justiciera mano derecha” (Isaías 41:10). Cuando tenemos miedo podemos volvernos a Jesús, nuestro Emmanuel. Dios está con nosotros. Él nunca nos fallará.

 

ORACIÓN: Señor, cuando temo al futuro, acércame a ti y ayúdame a confiar más en ti. Amén.

 

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
¿De qué manera es diferente hoy tu vida de lo que imaginabas de niño que iba a ser?
¿Qué te preocupa del futuro? ¿Cómo mantienes tu fe firme en Dios?

 

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Una crisis. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones (CPTLN) - Chile. 20122018

Una crisis

El nacimiento de Jesucristo fue así: María, la madre de Jesús, estaba comprometida con José, pero antes de unirse como esposos se encontró que ella había concebido del Espíritu Santo. José, su marido, era un hombre justo y quiso dejarla secretamente, pues no quería denigrarla. Mateo 1:18-19

 

 

Es interesante que Dios pospusiera hablar con José hasta que este ya hubiera decidido qué hacer, en vez de enviar un ángel que aclarara todo cuando María le dijo que estaba embarazada. Pero no fue así. Aparentemente, después de la reunión donde se encontró con la verdad José se fue a su casa y, cuando se durmió, le envió al ángel para contarle las buenas nuevas.

 

¿Por qué no decírselo antes? No lo sé. ¿Quizás para que podamos ver la clase de hombre que era José? Las crisis tienden a hacer eso. Por su reacción, creo que es justo decir que José es un hombre que no descarga su enojo con quienes están a su alrededor. Al contrario, piensa las cosas y es capaz de mostrar compasión, incluso hacia quienes lo lastiman. Esos son rasgos buenos en un hombre y esposo. Y son también rasgos buenos para quien se convertiría en el padre adoptivo de Jesús.

 

Las crisis también tienden a revelar nuestra verdadera personalidad. ¿Quién no se ha sorprendido con lo que decimos o hacemos cuando estamos bajo un estrés extremo?

 

No siempre somos sabios, amables y compasivos. Por eso necesitamos un Salvador sabio, amable y compasivo como nuestro Señor Jesús. A pesar de haberlo despreciado, yendo tras otros ídolos que van desde el dinero hasta el poder y el honor y el prestigio, Jesús no nos ha abandonado. Él no ha decidido divorciarse de nosotros, sino que nos ha llamado a sí mismo a través del Bautismo y su Espíritu Santo, convirtiéndonos en su pueblo amado. Somos y seremos suyos para siempre.

 

ORACIÓN: Gracias, Señor Jesús, por amarnos tanto como para llevarnos junto a ti una y otra vez. Amén.

 

 

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
¿Cómo reaccionas cuando estás bajo estrés?
¿De qué manera puede ayudarte Dios a mejorar?

 

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Ya está hecho. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones (CPTLN) - Chile. 19122018

“Ya está hecho”

Lleno del Espíritu Santo, Zacarías, su padre, profetizó: «Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha venido a redimir a su pueblo. Nos ha levantado un poderoso Salvador en la casa de David, su siervo». Lucas 1:67-69

 

Miremos de cerca lo que Zacarías le dice a Juan, su hijo recién nacido. Hablando por el Espíritu Santo, dice: “Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha venido a redimir a su pueblo…”. ¿Cómo, que ha venido? ¿Por qué está hablando en tiempo pasado?

 

Sólo puedo pensar en una razón: Zacarías está usando el tiempo pasado porque ya está hecho. Jesús ha venido a su pueblo: su madre María está embarazada con él. ¿Dios ha venido a su pueblo? Entonces también lo ha redimido. ¿Ha provisto un Salvador de la casa de David? Sin lugar a duda, aun cuando ese Niño no llegará a la cruz por más de 30 años. Ya está hecho. Jesús, nuestro Salvador, está con nosotros ahora y siempre. Como dice el escritor de Hebreos: “… puede salvar para siempre a los que por medio de él se acercan a Dios, ya que vive siempre para interceder por ellos” (Hebreos 7:25).

 

Hay veces en que sólo vemos las cosas pendientes, los problemas y los pecados que nos molestan. La meta final, cuando estaremos con Jesús para siempre, parece estar muy lejos. Pero Dios no lo ve así. Como explica Pablo: “Porque a los que [Dios] antes conoció, también los predestinó para que sean hechos conforme a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, también los llamó; y a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó” (Romanos 8:29-30). Nuestra justificación y salvación ya están hechas en Jesús.

 

ORACIÓN: Señor, ayúdame a confiar en ti con todo mi corazón, porque sé que mi salvación está completa en ti. Amén.

 

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
¿Con qué garantías cuentas en tu vida? ¿Cuáles te hacen sentir más seguro y por qué?
¿Cuál de las promesas de Dios es tu favorita y por qué?

 

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Tenían buenas intenciones. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones (CPTLN) - Chile. 18122018

“Tenían buenas intenciones”

Cuando se cumplió el tiempo, Elisabet dio a luz un hijo. Y cuando sus vecinos y parientes supieron que Dios le había mostrado su gran misericordia, se alegraron con ella. Al octavo día fueron para circuncidar al niño, y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías. Pero su madre dijo: «No, va a llamarse Juan.» Le preguntaron: «¿Por qué? ¡No hay nadie en tu familia que se llame así!» Luego le preguntaron a su padre, por señas, qué nombre quería ponerle. Lucas 1:57-62

 

 

“Tenían buenas intenciones”. ¿No son siniestras esas palabras? Sólo las decimos cuando se cometió un error.

 

Cuando Elisabet dio a luz, todos estaban muy felices: era evidente que amaban a Elisabet y a Zacarías. Así es que fueron a la ceremonia de circuncisión, prontos para celebrar. Todo iba bien hasta que llegaron al nombre del bebé. “Zacarías, ¿no?”, casi se puede escuchar decir a los parientes. Pero la respuesta de Elisabet cae como balde de agua fría: “Va a llamarse Juan”. ¿Qué? “Ese no es un nombre familiar”, protestan. Y pasan por encima de Elisabet para preguntarle a su marido, ¡como si Elisabet lo hubiera excluido de la decisión!

 

Las buenas intenciones no son suficientes. Fue por ello que Dios nos envió a su hijo Jesús para que fuera nuestro Salvador. Su amor brilla en todo lo que hace por nosotros. Él es quien: “Todo lo hace bien” (Marcos 7:37). Con Jesús no hay equivocaciones. Él es bondad, amor, salud y santidad; si hay un problema entre nosotros, es obvio quién necesita corregir el curso. Jesús nunca nos rechaza por sentimientos heridos, nunca se niega a reconciliarse con nosotros, a aceptarnos, a traernos a casa.

 

Nuestro Salvador entregó su vida por nosotros y luego resucitó para compartir su vida eterna con nosotros para siempre. ¡Qué maravilloso es Él!

 

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por tu perdón constante y por mantenerme junto a ti. Amén.

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
¿Cuándo fue la última vez que alguien que tenía buenas intenciones te hirió?
¿Cómo hiciste para encontrar la fuerza para tratar a esa persona con el amor de Jesús?

 

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones