equipo-de-búsqueda-y-rescate-devocional-20092018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-en-la-foto-salvavidas-hombre-vestido-de-shorts-rojos-con-manos-en-cintura-viendo-hacia-el-mar-y-en-primer-plano-equipo-de-salvamento-colocado-en-la-arena-de-la-playa

Equipo de búsqueda y rescate

Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Lucas 19:10

 

Una de las diferencias entre la cultura africana y la estadounidense es que en África es normal pedir ayuda: “Estoy perdido, ¿me puede decir por favor cómo llego a tal lugar?”, cosa que es extraño que suceda en nuestro país.

Cuando se trata de Cristo, lo opuesto es verdad. Una persona comienza admitiendo que está perdida. Este hecho se manifiesta en el Evangelio, donde Jesús proclama que él vino a buscar a los que están perdidos. Hasta que una persona admita que no tiene idea de a dónde se dirige, no va a pedir dirección.

El propósito de la venida de Cristo -y de su resurrección de la muerte- es encontrar y salvar al perdido. Sólo en Cristo tenemos nuestra salvación, nuestra última dirección. Dios aún está buscando a los que están perdidos. A través de su Palabra y de la obra del Espíritu Santo, él alcanza y guía a quienes se mantienen unidos a Él en la fe.

Dejemos que Dios obre a través nuestro -su equipo de búsqueda y rescate- compartiendo las buenas nuevas de salvación de Jesucristo con quienes andan sin dirección y perdidos.

ORACIÓN: Señor Jesucristo, hazme parte de tu equipo de búsqueda y rescate para que, a través de mí, más personas puedan ser restauradas para tu propósito eterno en sus vidas. En el nombre de Jesús. Amén.

 

Biografía del autor: Esta devoción ha sido escrita por un voluntario de Cristo Para Todas Las Naciones de Uganda.

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

 

dar-al-César-lo-que-es-del-César-devocional-19092018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-bandera-de-Chile-ondeando

Dar al César lo que es del César

Den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. Mateo 22:21b

 

Es muy conocido el dicho de Jesús: “Den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”. Jesús no sobrepone un poder sobre otro, sino que pide que tanto el poder civil como el poder espiritual sean obedecidos. La comprensión de esta idea nos lleva a cumplir las leyes de nuestro país, no solamente para evitar un castigo, sino porque respetando las leyes estaremos también sirviendo a Dios.

Por lo tanto, además de respetar a las autoridades, debemos pedir a Dios que todos los que ejercen la autoridad sean justos y se preocupen por atender las necesidades del pueblo. Nosotros, por nuestra parte, no debemos olvidarnos de orar para que la autoridad espiritual encuentre siempre su fuerza en la Palabra de Dios, y así siga anunciando y viviendo el gran amor y perdón que Jesús nos da.

ORACIÓN: Amado Jesús, gracias por la paz y protección que nos das por medio del orden que se vive en nuestro país. Ayúdanos para que tu justicia y paz estén siempre presentes, y tu amor pueda seguir siendo anunciado. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

el-valor-de-la-palabra-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-18092018-foto-de-martillo-y-biblias-tribunal-justicia-y-lealtad

El valor de la palabra

El Señor ha ordenado esto: Cuando alguien haga un voto al Señor, o haga un juramento que lo comprometa, no deberá faltar a su palabra, sino que hará todo lo que se haya comprometido a hacer. Números 30:1b-2

 

En el estado de Massachusetts hay una organización que se denomina “Brookline Acción Política para la Paz”.

No estoy muy seguro de por qué incluyeron la palabra PAZ en su nombre, ya que tienen varios objetivos, pero la paz no es uno de ellos.

El principal objetivo de esta organización es lograr que las autoridades obliguen al Comité Escolar a que deje de exigir que en las escuelas se haga la jura de la bandera.

De acuerdo a ellos, la jura de la bandera:

  • no tiene ningún valor educativo;
  • es una práctica que recuerda regímenes totalitarismos horrorizantes;
  • no concuerda con las tradiciones más importantes de los Estados Unidos.

¡Parece mentira que en tan pocas palabras encuentran tantas cosas malas!

No quiero que me mal entiendan. Yo no pienso que debemos aceptar cualquier cosa sólo porque es una tradición. Pero sí creo, y el Señor así lo sugiere, que hay ciertos principios a los cuales una persona puede, y probablemente debe, adherirse.

Hasta el mismo Jesús, al entrar en las horas finales de sufrimiento por nuestra salvación, dejó de lado sus preferencias personales y oró a su Padre celestial: “Que no se haga mi voluntad, sino la tuya”.

Con esto no quiero decir que ignoremos las palabras del apóstol Santiago, cuando dijo: “Que nuestro sí o nuestro no sean suficientes”. Lo que estoy diciendo es que el Señor reconoce las promesas de sus fieles… y lo mismo sucede con nuestra nación.

Y si algunos piensan que jurar fidelidad a una nación bajo Dios es visto como algo malo para nuestros niños, lo lamento por ellos.

Ben Franklin tenía razón cuando dijo: “Debemos mantenernos unidos, o nos vamos a separar”.

Eso es tan cierto para el país, como para la iglesia.

ORACIÓN: Señor, en esta vida hay algunas cosas que deben ser respetadas por todas las personas. Haz que, bajo tu guía, nuestros niños encuentren que esta nación es digna de su lealtad. En el nombre del Salvador. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

todavia-aqui-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-17092018-imagen-destrucción-fuego-explosión-masiva

¿Todavía está aquí?

Estén atentos, porque ustedes no saben el día ni la hora en que el Hijo del Hombre vendrá. Mateo 25:13

 

De acuerdo a una noticia de ABC News, el profeta Yisrayl, también conocido como “Buffalo Bill” Hawkins, predijo que en el 2006 comenzaría una guerra nuclear.

Por eso mi pregunta: ¿Todavía está aquí? Como ya dije, espero que así sea. En realidad Hawkins, quien vive en la ciudad de Abilene en el estado de Texas, es sólo uno más en la larga lista de profetas que en los últimos años han predicho fatalidades, desastres y hasta el mismo fin del mundo.

A esta altura eso ya no nos sorprende, pero lo que sí sorprende es que haya personas que les crean. Hubo personas que le creyeron a “Buffalo Bill” Hawkins cuando profetizó que el principio del fin comenzaría el 12 de setiembre del 2006. Cientos de sus seguidores en Kenya se escondieron en refugios subterráneos y se dispusieron a esperar cubiertos con máscaras antigas. Cuando pasó la fecha señalada y nada sucedió, regresaron avergonzados a sus casas.

Esta vez, en preparación para la más reciente predicción, sus seguidores instalaron cientos de contenedores cargados con alimentos y agua en la propiedad de 44 acres que poseen en Texas.

Pero, si usted está leyendo hoy esta devoción, es porque el fin del mundo aún no ha llegado y ellos estaban equivocados.

A pesar de que a través de la historia se han levantado muchos falsos profetas, la Biblia no deja lugar a dudas en cuanto a cuándo llegará el fin del mundo. El propio Jesús fue muy claro cuando dijo: “No saben ni el día ni la hora”. Lo único que sabemos con seguridad es que Jesús va a volver.

Desde que Dios prometió un Salvador a nuestros primeros antepasados, hasta que esa promesa se cumplió en la persona de Jesucristo, pasaron miles de años. Y luego ese mismo Jesucristo dijo que va a volver, pero no dijo cuándo. Puede ser pronto, como puede ser dentro de miles de años más.

Esa es la razón por la cual quienes creemos en el Salvador que vivió, sufrió, murió y resucitó para rescatarnos del pecado y de la muerte eterna, también creemos que debemos estar preparados para esa “hora” que puede llegar en cualquier momento.

Una cosa que los seguidores de Hawkins hicieron bien fue que se prepararon. Nosotros también debemos prepararnos, pero no acumulando alimento para el cuerpo, sino viviendo una vida limpia delante de Dios y de quienes nos rodean, y confiando en su perdón y sus promesas.

ORACIÓN: Señor Jesús, quizás muchos estén desilusionados porque el fin del mundo aún no ha llegado, pero nosotros te damos gracias porque todavía podemos compartirte con quienes aún no te conocen. Llénanos de tu Espíritu Santo para que seamos testigos fieles de tu gracia y de tu amor. En tu nombre. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones

 

cuida-tu-cuerpo-devocional-14092018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-chica-joven-practicando-yoga-en-el-borde-de-un-acantilado-sobre-una-manta-de-colores-y-en-el-fondo-amplio-cielo-azul-y-mar-en-un-día-soleado

Cuida tu cuerpo

¿No saben que ustedes son templo de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en ustedes? Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él, porque el templo de Dios es santo, y ustedes son ese templo. 1 Corintios 3:16-17

 

Cuenta una historia popular que un peregrino se propuso llegar al País de la Verdad. Colocó su mochila en el suelo y empezó a preparar el equipaje para la gran aventura.

Por fin llegó el día de partir y, cargando su mochila al hombro, emprendió el camino. ¡Qué largos y pesados se le hacían algunos días! ¡Cuántas expectativas llevaba en el corazón! Con tal sobrecarga, le quedaban molidas las costillas.

Hubo también días en que todo fue maravilloso: el paisaje, el camino y, sobre todo, los compañeros de viaje. Cuando necesitaba recobrar fuerzas, se detenía con sus compañeros.

Esas paradas le eran absolutamente necesarias para descansar y recuperar fuerzas, pero sabía que no podía abusar de ellas, puesto que si no, nunca alcanzaría su objetivo. Y así, día a día, mes a mes, descanso a descanso, nuestro peregrino llegó a la meta.

Cuentan que en el País de la Verdad fue feliz, y que tanto le gustó la aventura que todos los años quiso emprender un viaje hacia nuevas metas. Así aprendió que debía ser sabio y entrenarse para lograr llegar a su meta.

Ser joven, tener un cuerpo escultural o un físico son los pilares de la moda de nuestros días. Para conseguir esto hacemos deportes, vamos al gimnasio, realizamos largas caminatas, tratamos de perder peso, entre otras cosas más.

Muchas son las razones por las cuales cuidamos nuestra salud, nuestro cuerpo y nuestra vida. A todas estas, Dios nos da una más cuando nos dice: “Honren con su cuerpo a Dios” (1Co. 6:20b). Nuestro cuerpo no es nuestro, sino de Dios, quien nos compró con la sangre de su Hijo Jesús y quien vive en nosotros: “¿No saben que ustedes son templo de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en ustedes?” (1 Co. 3:16).

Por lo tanto, cuando no cuidamos o destruimos nuestro cuerpo, estamos destruyendo algo sagrado que Dios nos dio. Que el amor que Dios nos mostró al comprarnos con la sangre de su propio Hijo nos motive a cuidar de nuestro cuerpo y nuestra salud.

ORACIÓN: Amado Padre, que siempre podamos servirte y amarte con nuestro cuerpo, alma, mente y espíritu, viviendo y sirviendo con alegría. En el nombre de Jesús. Amén.

 

Biografía del autor: Guillermo Herigert, ha servido como pastor de la Iglesia Luterana en Uruguay, y colaborado como voluntario en Cristo Para Todas Las Naciones en el área de música, dirigiendo un coro de nuevos contactos.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

podemos-confiar-100-por-ciento-en-Jesús-devocional-del-13092018-cristo-para-todas-las-naciones-foto-de-paisaje-montañoso-pasto-amarillo-y-marrón-y-un-arcoiris-a-la-derecha

El 100%

Cristo no cometió ningún pecado, ni hubo engaño en su boca. Cuando lo maldecían, no respondía con maldición; cuando sufría, no amenazaba, sino que remitía su causa al que juzga con justicia. Él mismo llevó en su cuerpo nuestros pecados al madero para que nosotros, muertos ya al pecado, vivamos para la justicia. Por sus heridas fueron ustedes sanados. 1 Pedro 2:22-24

 

En 87 países alrededor del mundo está latente el problema de las minas sin explotar. Esa es la razón por la cual innumerables animales están mutilados y muchísimas tierras fértiles no son cultivadas. Y aún mucho más grave es el hecho que, cada año, decenas de miles de personas mueren o quedan mutiladas a causa de la explosión de minas escondidas.

¿Qué hacer?

A través de los años han sido propuestas diversas alternativas para reemplazar a las personas que tratan de remover las minas de los campos. Por ejemplo, se propuso utilizar ratas que ubiquen minas con su olfato, o maquinaria pesada que remueva la tierra con cadenas.

Pero siempre queda la duda: “¿Se habrán detonado todas?”. Antes de atravesar un campo, queremos estar seguros que el mismo está 100% limpio de minas. La buena noticia es que la ciencia ha logrado crear una bacteria que se torna verde cuando está cerca de una mina. ¡Increíble!

Aparentemente, al mezclar esa bacteria en una solución y rociarla sobre el terreno, después de unas pocas horas, donde hay una mina la bacteria resplandece con un brillo verde.

Eso es lo que narra la historia. Lo que yo quisiera saber es: ¿quién será el primero en caminar a través de ese campo? ¿Quién se jugará la vida confiando que la bacteria señaló el 100% de las minas?

La única persona en la que podemos confiar completamente es el Salvador. Y lo podemos hacer porque su vida fue 100% libre de pecado, porque su resistencia a las tentaciones de Satanás fue el 100% del tiempo y porque llevó a la cruz el 100% de nuestros pecados.

Jesús no es un salvador a medias. Cuando entregó su espíritu, estaba 100% muerto, y cuando resucitó estaba 100% vivo. Esto es lo que lo convierte en el Salvador en quien se puede confiar el 100% del tiempo.

ORACIÓN: Querido Jesús, qué maravilloso es poder confiar en ti. En este mundo existen muchos peligros, dificultades y temores que parecen casi invencibles. Te doy gracias por haber obtenido la victoria por mí. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

propósito-cristianos-perseguidos-por-su-fe-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-12092018-en-foto-diente-de-león-con-cielo-azul-de-fondo-y-sus-semillas-esparciéndose-por-el-viento-como-la-palabra-de-Dio

Propósito

Así como la lluvia y la nieve caen de los cielos, y no vuelven allá, sino que riegan la tierra y la hacen germinar y producir, con lo que dan semilla para el que siembra y pan para el que come, así también mi palabra, cuando sale de mi boca, no vuelve a mí vacía, sino que hace todo lo que yo quiero, y tiene éxito en todo aquello para lo cual la envié. Isaías 55:10-11

 

El estado de Orissa, en India, no es un lugar amigable para quienes son cristianos.

Allí han sido asesinados cientos de cristianos por el solo hecho de haber profesado su fe en el Redentor resucitado. Y para los que han sobrevivido, la vida no les ha sido fácil:

  • a miles les han quemado sus casas;
  • a muchos les han destruido sus negocios; y
  • a muchos más los han privado de su libertad.

¿Cuál es el resultado de todos esos días de terror y noches de persecución? Es tal como el Señor dijo que sería: la Palabra de Dios está tocando corazones y vidas. En uno de sus distritos, cuarenta personas declararon su fe en el Salvador. Algo así sólo sucede cuando el Espíritu Santo usa a personas para que compartan la historia de la salvación.

¿Por qué les estoy diciendo todo esto?

Primero, porque hay momentos en los que nos parece que Satanás está en control de las cosas, pero en realidad no lo está. El diablo tiene victorias menores y conquistas minúsculas, pero Jesús sigue teniendo la victoria final.

Segundo, porque aunque a veces las cosas en nuestro país se ponen un poco difíciles, el Señor sigue bendiciéndonos… y MUCHO. Les animo a que aprovechen todas las oportunidades que tienen para adorar a Dios, para apoyar el trabajo misionero y para compartir a Jesús con quienes les rodean.

Finalmente, recuerden a los cristianos que sufren persecución a causa de su fe. Pídanle al Señor que los proteja y que haga que la Palabra viva use sus vidas como un faro brillante que indica a las almas el camino al Cristo muerto y resucitado.

ORACIÓN: Amado Señor, haz que tu Palabra logre su propósito. Permite que todos tus hijos redimidos sean testigos fieles y eficaces del Salvador. En el nombre de Jesús. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

dedicacion-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-fuego-leña

Dedicación

De la misma manera, que la luz de ustedes alumbre delante de todos, para que todos vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre, que está en los cielos. Mateo 5:16

 

Hace más de 200 años, un hombre hizo fuego en la chimenea de su cabaña en las Montañas Blue Ridge, fuego que hasta el día de hoy sus descendientes han mantenido encendido.

De más está decir que dicho fuego se ha convertido en el más antiguo de los Estados Unidos y quizás del mundo. Lograrlo no ha sido una tarea fácil y ha requerido el trabajo de muchas personas a lo largo de varias generaciones.

A eso yo lo llamo dedicación, algo que no es muy común en estos días, ¿no es cierto? Lo que es común en estos días es que haya espías que venden “secretos de estado”, que la mayoría de las parejas que prometieron vivir unidas hasta la muerte no lo hagan y que, luego de ser elegidos, los políticos rápidamente olviden las promesas hechas durante su campaña.

En contraste con todo eso, los cristianos tenemos la bendición de tener un Salvador que dedicó su vida a la salvación de nuestras almas. Por esa dedicación, Jesús fue malentendido por los hombres, traicionado y negado por sus amigos y crucificado por las mismas personas que había venido a salvar.

Aun así, Jesús se mantuvo en el camino que lo llevaría a la cruz. Y gracias a que así lo hizo, la tumba vacía nos asegura que tenemos un Salvador en quien podemos creer y confiar plenamente.

Redimidos y restaurados, podemos dedicar nuestras vidas a dejar que nuestra luz brille en un mundo perdido y desolado.

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por bendecirnos con tu amor incondicional. Ayúdanos a ser fieles testigos de tu amor, para que muchos más puedan recibir también tus bendiciones. En el nombre de Jesús. Amén.

 

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”.

Publicado en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

capellania-colegio-luterano-concordia-vina-del-mar-fiesta-criolla-mes-de-la-patria-en-la-foto-Erika-Garay-Milagros-Vilches-Juan-Pablo-Lanterna-Marianela-Bravo-Cristina-Perez-Pablo-Gonzalez

CPTLN Chile apoya trabajo de capellanía en Colegio Concordia de Viña del Mar

Un evento folclórico del Colegio Luterano Concordia de Viña del Mar fue la ocasión propicia para que Cristo Para Todas Las Naciones – Chile difundiera su continuo apoyo al trabajo de capellanía que se desarrolla en esta institución educativa.

CPTLN – Chile participó en la “Fiesta criolla”, realizada el 8 de septiembre, con un estand desde el cual Marianela Bravo, directora, y Milagros Vilches, asistente, entregaron material e información sobre el Programa de Literatura a padres y apoderados de los alumnos.

capellania-colegio-luterano-concordia-vina-del-mar-fiesta-criolla-mes-de-la-patria-en-la-foto-estand-cptln-juan-pablo-lanterna-erika-garay-pablo-gonzalez-marianela-bravo-rosannlyz-diaz
Juan Pablo Lanterna, pastor; Erika Garay, voluntaria; Pablo González, capellán; Marianela Bravo, directora CPTLN-Chile; Rosannlyz Díaz, voluntaria.

 

El folleto “Ser padres” tuvo gran aceptación entre los interesados, pues es un texto que brinda orientación a los lectores de cómo desempeñar este exigente rol desde una perspectiva cristiana.

capellania-colegio-luterano-concordia-vina-del-mar-fiesta-criolla-mes-de-la-patria-en-la-foto-alumnos-se-preparan-para-bailar-danzas-tipicas
Alumnos del Colegio Concordia se preparan para bailar danzas típicas.

 

Acompañaron al equipo de CPTLN – Chile el pastor Juan Pablo Lanterna, que encabeza la Congregación Cristo Redentor, y el señor Pablo González, a cargo del Programa de Capellanía del Colegio Luterano Concordia de Viña del Mar.

El Programa de Capellanía tiene como misión la formación cristiana de los alumnos de esta institución, que imparte una educación que va desde el 1ero al 8vo básico.

 

Celebración chilena

La “Fiesta criolla”, organizada por la dirección del colegio en el marco del Mes de la Patria, convocó a más de 400 personas, según las estimaciones de los representantes del instituto.

En esta celebración los alumnos bailaron danzas folclóricas y los asistentes degustaron platos y bebidas típicas chilenas.

capellania-colegio-luterano-concordia-vina-del-mar-fiesta-criolla-mes-de-la-patria-en-la-foto-publico-asistente
A la Fiesta Criolla del Colegio Concordia asistieron más de 400 personas
una-nacion-santa-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-10092018-foto-huellas-en-arena-playa

Una nación santa

Ocozías, hijo de Ajab comenzó a reinar sobre Israel… Pero Ocozías siguió el mal ejemplo de su padre, de su madre y de Jeroboán hijo de Nabat, e hizo lo malo a los ojos del Señor, haciendo pecar al pueblo de Israel. 1 Reyes 22:51a-52

 

A veces todo tiene que ver con la forma en que fuimos criados. Permítame contarle la historia de dos familias muy diferentes.

El padre de la primer familia tenía fama de ser muy malo. La gente le temía tanto, que le habían puesto el sobrenombre de “hombre malo”. Cuando murió, el hijo mayor ocupó su lugar, y fue aún más malo y corrupto que su padre. Muy pronto, todos lo conocían como “el hijo mayor del hombre malo”. Al igual que su padre, vivió y murió miserablemente, y nadie lamentó su muerte.

El padre de la segunda familia era un policía que luchaba contra todo tipo de corrupción. Una mañana, después de la devoción familiar, le dijo a su hijo que se pusiera sus sandalias. Mientras la familia observaba, el joven se las calzó. Entonces el padre le dijo: “Sigue mis pasos, así como yo he seguido con fe los pasos de Jesucristo, nuestro Salvador”. Y, tras haber dicho esas palabras, el hombre falleció. El hijo de ese hombre ha mantenido la fe hasta el día de hoy así como su padre se lo enseñó y se lo pidió, y actualmente sirve como voluntario en el ministerio de Cristo Para Todas Las Naciones en Nigeria.

La Escritura de hoy nos dice que el Rey Ocozías hizo cosas que ofenden a Dios, al igual que su padre Ajab, quien reinó antes que él. La verdad es que son muchas las personas que sufren en la vida por seguir los pasos de sus padres. Hay quienes crecen viendo a sus padres pelear todo el tiempo, o sufriendo abusos verbales o emocionales, y cuando crecen repiten las mismas conductas.

Pero eso no es lo que Dios espera de nosotros. Él quiere que vivamos vidas responsables y rectas. Como cristianos nos alegramos porque a través de la fe en la obra salvadora de Jesús somos una nueva creación. Esa razón es más que suficiente para ser agradecidos y vivir nuestras vidas en forma honorable y humilde en servicio a nuestro Señor y Salvador.

Pedro entendía bien lo especial que es ser amado por Dios: “Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncien los hechos maravillosos de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable” (1 Pedro 2:9).

Sigamos en los pasos de nuestro bendito Salvador que está sentado a la diestra de Dios el Padre todopoderoso.

ORACIÓN: Señor Jesús, con tu poder mantennos como una nación santa para tu gloria ahora y para siempre. Amén.

 

Biografía del autor: Esta devoción fue escrita por un voluntario de Cristo Para Todas Las Naciones en África Occidental.

Publicado en Paraelcamino.com

© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones