León

Enfrentando a los leones

“Mi Dios envió a su ángel para que cerrara las fauces de los leones y no me hicieran daño.” Daniel 6:22a

Este conocido pasaje del libro de Daniel nos sitúa en un momento histórico en la vida del citado profeta en el que, habiendo amado más al Dios viviente que a la vida otorgada por Él, prefiere enfrentarse a las temibles fauces de los leones, confiado en el Dios fiel de sus antepasados, el Dios que abrió el Mar Rojo, el Dios de la Alianza, el de las promesas cumplidas.

No fue fácil para Daniel enfrentarse a la muerte. Sin duda alguna, no era un superhombre con poderes especiales para domar a los leones o con trucos sobrenaturales que hicieran desaparecer a los felinos. Daniel era, más que nada, un hombre de fe cuya fortaleza provenía de la confianza en el poderoso Dios de Israel.

El miedo a perder la vida nos puede llegar a dominar de tal manera, que en algunas ocasiones podríamos claudicar, olvidando nuestros principios, valores, e incluso nuestra fe, tesoro más preciado aun que la vida misma.

Ante la disyuntiva de elegir entre la vida terrenal y la Vida que proviene de la fe en Jesús, la alternativa es una sola. Es el mismo Maestro quien nos interpela para saber elegir: “Porque ¿de qué le sirve a uno ganarse todo el mundo, si pierde su alma? ¿O qué puede dar uno a cambio de su alma?” (Mateo16:26).

Daniel, confiado en Dios, supo elegir. Y su elección no solo garantizó su vida terrenal, sino que le ganó el respeto del Rey Darío y la posibilidad de que todo un imperio reconociera y adorara a su Dios: “Porque él es el Dios viviente; él permanece por todos los siglos, y su reino no será jamás destruido. ¡Su dominio perdurará hasta el fin! El salva y libra, y hace señales y maravillas en el cielo y en la tierra. ¡Él es quien ha salvado a Daniel de las fauces de los leones!.” (Daniel 6:26b-27)

ORACIÓN:Querido Padre celestial, ayúdanos a enfrentar los leones que se nos presentan en nuestras vidas estando seguros que tú, en tu gran amor, siempre nos proteges. En el nombre de Jesús. Amén.

Biografía del autor: Esta devoción fue escrita por Wendy Perez, quien trabaja como asistente en la oficina de Cristo Para Todas Las Naciones en Panamá, y también ha servido en el Proyecto Joel, conectando a los jóvenes de Centroamérica con el Evangelio de Jesucristo. Wendy ha estado trabajando en CPTLN desde 2001. En los Centros Ministeriales de CPTLN se atienden a las necesidades de las personas compartiendo las Buenas Nuevas de salvación en Jesucristo con hombres y mujeres en más de 50 países y seis continentes a través de 34 Centros Ministeriales. Si desea más información sobre los Centros Ministeriales, diríjase a Por el mundo en el menú, y seleccione el país que le interesa.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Enfrentando a los leones

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *