Escuchar

Escuchar

“Y ésta es la confianza que tenemos en él: si pedimos algo según su voluntad, él nos oye.” 1 Juan 5:14 

Mi esposa me dice que no siempre sé escuchar, y tiene razón. A veces, sin querer, ignoro sus pedidos y pensamientos.

Pero me consuelo en el hecho que no soy tan malo como el despachador de una compañía local de transporte que mandó una flota de camiones cargados de materiales de construcción al estado equivocado. Escuchó a su jefe diciéndole que debían ir a la “ciudad de Pórtland”, pero dejó de escuchar antes que el jefe dijera: “Pórtland, Maine”.

Debido a ese error, ocho camiones cargados con materiales de construcción terminaron en Pórtland, Oregon, a tres mil millas de su destino real. Fue un error que costó cien mil dólares.

Generalmente, se considera una falta de respeto cuando alguien no tiene la cortesía de escuchar lo que otra persona está diciendo. La realidad es que a nadie le gusta ser ignorado.

Qué bueno es saber que tenemos un Señor que está siempre dispuesto a escuchar nuestras oraciones. Gracias a la intercesión de su Hijo, nuestro Padre nunca ignora nuestras palabras, ni nos escucha por la mitad. Al contrario, Él siempre nos presta toda su atención. Entonces, si Dios hace eso por nosotros, ¿no deberíamos nosotros tratar con la misma consideración a los demás?

Yo voy a tratar. ¿Se anima a acompañarme? Escuchemos a los demás con la misma consideración con que Dios nos escucha a nosotros.

ORACIÓN: Querido Dios, gracias por escuchar mis oraciones. Lléname con tu sabiduría para que pueda vivir mi vida de acuerdo a tu voluntad, tratando a los demás con amabilidad y respeto. En el nombre de Jesús. Amén.

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Escuchar

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *