Trafico

Galileo debe estar confundido

“Retén la forma de las sanas palabras que oíste de mí, en la fe y en el amor que es en Cristo Jesús. Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que habita en nosotros.” 2 Timoteo 1:13-14

Galileo, el científico del siglo 16 que fue silenciado por la iglesia, debe estar confundido.

Quizás recuerde la historia del brillante astrónomo a quien la iglesia catalogó como hereje y lo condenó a estar prisionero en su propia casa.

Cuando el mundo quiere demostrar cuán cerrados somos los cristianos, generalmente usan esa historia, dejando de lado, por supuesto, el hecho que la iglesia hizo eso sólo después de haber consultado a la comunidad científica de esa época.

Pero parece que ahora los roles se han invertido, y es la comunidad científica quien está tratando de silenciar a los cristianos.

No hace mucho, Michael Reiss, el Director de Educación de la Sociedad Real de Gran Bretaña, hizo una presentación sobre la forma en que los maestros deben hablar a los alumnos cristianos y musulmanes que creen en la creación. Después de decir: “los maestros de ciencia ven a la creación más como un teoría que como una idea equivocada”, le pidieron la renuncia, diciendo que sus palabras “habían dañado la reputación de la Sociedad”.

Es posible que Reiss, un pastor ordenado de la Iglesia de Inglaterra, haya causado algunos problemas a la Sociedad Real, pero ciertamente no ha causado más daño del que la Sociedad se ha causado a sí misma.

De acuerdo a los informes que he leído, la mayoría de las personas, aún las que no están de acuerdo con Reiss, parecen no estar contentas con el hecho que la Sociedad, que no estuvo de acuerdo en que Galileo fuera censurado varios siglos atrás, esté ahora censurando. Aún así, la violenta reacción anti-cristiana de la Sociedad es el tipo de respuesta que parece ser cada vez más frecuente.

Es por eso que invito al Dr. Reiss, y a todos los que estén siendo perseguidos por su fe, a escuchar las palabras de aliento de Pablo: “Retén la forma de las sanas palabras que oíste de mí, en la fe y en el amor que es en Cristo Jesús. Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que habita en nosotros”.

Por la gracia de Dios, y con la fe que el Espíritu Santo nos da en nuestro Salvador, debemos mantenernos firmes y cuidar esa “preciosa enseñanza” que hemos recibido a través de la vida, muerte y resurrección de Jesucristo.

ORACIÓN: Querido Padre celestial, Jesús dijo que todo el que quiere seguirlo debe cargar su propia cruz. Te pido que envíes el poder de tu Espíritu Santo a cuantos sufren en tu nombre, para que se mantengan siempre fieles a ti. En el nombre de Jesús. Amén.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Galileo debe estar confundido

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *