la-capilla-devocional-27092018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-un-hombre-joven-arrodillado-orando-con-ojos-cerrados-y-manos-entrelazadas-en-una-iglesia-vacía

La capilla

Escrito está: “Mi casa es casa de oración” (Lucas 19:46a).

 

¡Qué increíble es la tecnología! No se sabe con qué novedad vendrá la ciencia un día de estos y dará solución a alguna necesidad. Pareciera que no hay nada que el hombre se proponga que no lo pueda hacer.

Y esa es una de las causas por las que muchos toman a Dios como algo irrelevante.

Hace años, Camp Upton, un campo de entrenamiento militar en Long Island, en el estado de Nueva York, fue convertido en una base de investigación. Los científicos allí empleados trataban de descubrir nuevos usos para la energía atómica.

El lugar se convirtió en un verdadero espectáculo… suficientemente importante como para darles un tour a un grupo de reporteros.

El científico que servía de anfitrión orgullosamente señalaba los edificios y explicaba cómo eran usados. Todo fue bien, hasta que llegó a la capilla. Cuando se detuvieron frente a ella, por unos momentos el guía no supo qué decir. Finalmente, el científico confesó: “Aún no hemos encontrado ningún uso para la capilla”.

Uno de los reporteros presentes, dijo: “Yo vi Hiroshima. Quizás deberían usar la capilla”.

El reportero dio en el clavo. Dios ha dado muchos regalos a la humanidad. Pero sin importar lo lejos que se ha llegado o cuánto se ha logrado, hay algunas cosas que simplemente no podemos hacer.

Podemos prolongar la vida, pero no podemos evitar la muerte. Podemos dar medicamentos, pero no podemos dar esperanza eterna.

La verdad es evidente: todavía necesitamos a Dios. Dios puede hacer cosas por nosotros que nadie más puede hacer. A través del sacrificio de su Hijo, Dios nos ha dado perdón, esperanza y vida eterna.

Quizás esa capilla debería haber sido usada como capilla en el Camp Upton.

Y quizás nuestros amigos, familiares, vecinos y compañeros de trabajo también deberían usar la iglesia en su vecindario.

ORACIÓN: Amado Señor, te damos gracias por las bendiciones de la tecnología. Estas, como todas las otras provisiones, son regalos que tú nos das. Oramos para que la humanidad pueda ver sus limitaciones y la necesidad del Salvador y la salvación que otorga su sacrificio. Danos humildad y esperanza en él. En el nombre de Jesús. Amén

 

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”

Publicado en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

La capilla

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *