Paraguas

Malas y buenas noticias

“Todos perderemos el rumbo, como ovejas, y cada uno tomará su propio camino; pero el Señor descargará sobre él todo el peso de nuestros pecados.” Isaías 53:6 

En el siglo 19, el Dr. James Simpson instituyó el uso de cloroformo como anestesia, logrando así que las personas fueran operadas sin sentir dolor. Algunos años después, un estudiante le preguntó al Dr. Simpson: “¿Cuál es el descubrimiento más valioso que ha hecho en su vida?” La respuesta que dio dejó sorprendidos a todos sus estudiantes: “¡El descubrimiento más valioso de mi vida fue reconocer soy pecador y que Jesucristo es mi Salvador!”

Es interesante ver que, a veces, los grandes descubrimientos no son los que uno cree.

La Biblia es clara cuando nos dice que ninguno de nosotros está libre de culpa: “¡No hay ni uno solo que sea justo!” (Romanos 3:10b). Nuestra vida diaria demuestra claramente que somos pecadores, y cualquier noticiero da pruebas concretas de nuestra corrupción: guerras, violencia, asesinatos, deshonestidad, inmoralidad, mentiras… y la lista sigue.

Esas son las malas noticias, pero también hay buenas noticias, porque Jesús, el Hijo de Dios, vino con un mensaje: “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepiéntanse, y crean en el evangelio!” (Marcos 1:15).

Esas son las buenas noticias para cada uno de nosotros. “Arrepiéntanse y crean,” nos demanda el Señor. El fruto de la fe será una vida con sentido aquí en la tierra, y vida eterna con Jesucristo después de la muerte.

ORACIÓN: Dios todopoderoso, por tu palabra sé que soy pecador. A través de la fe en el sacrificio de tu Hijo, me has adoptado como hijo tuyo. Sólo en ti puedo encontrar amor verdadero. Gracias por esa misericordia ilimitada que busca y salva al perdido–incluso un pecador como yo. En el nombre de Jesús, mi Salvador, te pido esto. Amén.

Biografía del autor: Esta devoción fue escrita por El Pastor Fernando Enrique Huf quien es voluntario en la oficina de Cristo Para Todas Las Naciones en San Pablo, Brasil. En los Centros Ministeriales de CPTLN se atienden a las necesidades de las personas compartiendo las Buenas Nuevas de salvación en Jesucristo con hombres y mujeres en más de 50 países y seis continentes a través de 34 Centros Ministeriales. Si desea más información sobre los Centros Ministeriales, diríjase a Por el mundo en el menú, y seleccione el país que le interesa.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

Malas y buenas noticias

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *