Nuestra ayuda. Título del Devocional del 02/11/2018 de Cristo Para Todas Las Naciones - Chile. Foto en blanco y negro de hombre maduro, usando lentes, mirando hacia arriba, con leve sonrisa.

Nuestra ayuda

Elevo mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene del Señor, creador del cielo y de la tierra. El Señor no dejará que resbales; el que te cuida jamás duerme. Toma en cuenta que nunca duerme el protector de Israel. Salmo 121:1-4

 

Reyna tiene un perro de caza de dos años, llamado Hunter. Un día, al regresar a casa, el perro salió disparado por la puerta por la que Reyna entraba.

Luego de correr media milla, Hunter repentinamente se detuvo junto a un niño que yacía en el suelo sin moverse. Reyna se dio cuenta que el niño estaba inconsciente. Sin saber lo que le había ocurrido, Reyna empezó a darle respiración artificial. De pronto, el niño comenzó a respirar.

Hunter había sido entrenado para el rescate de niños, pero había sido descalificado debido a su pobre desempeño. Sin embargo, todo ello cambió el día que le salvó la vida a un niño a media milla de distancia. ¡Muy impresionante!

Más impresionante aún es el hecho que nosotros tenemos un Dios que jamás falla, ni se duerme, ni se adormece. Nuestro Señor siempre está velando por nosotros, y nos envía la ayuda que necesitamos cuando la necesitamos.

Hay veces en que la ayuda llega en la persona del Cristo, quien se entregó a sí mismo y su vida para lograr nuestra salvación.

Y hay otras veces en que la ayuda que el Señor envía llega a través de un perro cazador llamado Hunter.

Como sea que llegue la ayuda, le damos gracias a Dios por ser nuestra ayuda constante.

ORACIÓN: Padre celestial, antes que nos demos cuenta que estamos en problemas, tú nos ayudas. Te damos gracias por todo lo que haces por nosotros, y sobre todo por todo lo que Salvador hizo para hacernos tuyos. En su nombre. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Nuestra ayuda

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *