repeticiones-devocional-23102018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-paloma-blanca-volando

Repeticiones

Porque en cuanto a su muerte, murió al pecado de una vez y para siempre; pero en cuanto a su vida, vive para Dios. Así también ustedes, considérense muertos al pecado pero vivos para Dios en Cristo Jesús, nuestro Señor. Romanos 6:10-11

 

Han pasado 209 años desde que nació y 169 años desde que se le encontró vagando sin rumbo en las calles de Baltimore. Visiblemente enfermo, se le llevó al hospital de la ciudad, donde murió unos días después.

Se arregló su funeral rápidamente, y el vagabundo fue enterrado. Siete personas fueron a despedirle.

Al cabo de los años, quienes gustan del horror y de lo macabro, pensaron que la forma en que el escritor Edgar Allan Poe había dejado este mundo no había sido honorable, por lo que el encargado del museo de Allan Poe en Baltimore decidió una repetición de su funeral.

Para el mismo, se puso en exhibición un modelo de tamaño real del cuerpo de Poe, al cual los visitantes podían dar sus respetos. El féretro fue montado en una carroza estilo antiguo, y conducido al cementerio de Westminster, donde los restos de Poe han estado sepultados por más de 150 años.

¿Una repetición del funeral? Conozco a muchas personas a quienes les encantaría repetir el funeral de Jesús.

Tanto gobernantes irreverentes como otras religiones y pensadores ateos y agnósticos, han expresado su deseo de colocar el cuerpo de Jesús de vuelta en la tumba.

En los primeros tiempos de la iglesia, el emperador Dioclesiano inscribió en una piedra su logro mayor: Haber exterminado el nombre de los cristianos de la faz de la tierra. Hoy no es muy diferente.

Por supuesto, todos los enemigos de la cruz se han enfrentado con el mismo problema: Jesús murió una vez… y para siempre. Él no va a regresar a la tumba. Eso fue lo que le dijo Pablo a la iglesia en Roma. Eso es lo que Dios le dice a este planeta agonizante.

El Señor envió a su Hijo para que diera su vida como rescate. Todos los que creen en él como Salvador son perdonados y redimidos. Los que no creen… tratan de devolver a Jesús al sepulcro… pero él no se queda allí.

ORACIÓN: Querido Salvador, siempre estaré agradecido porque tú viviste, moriste y resucitaste por mí, dándome vida eterna. Derrama tu Espíritu Santo sobre los que no creen. Abre sus ojos para que vean que, porque tú vives, ellos también pueden vivir. Te pido esto en el nombre de Jesús. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Repeticiones

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *