Accidentes. Título del Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones - Chile del 05/11/2018. Imagen de mujer joven en un parque leyendo la Biblia, carta de Pablo a los Colosenses.

¿Accidentes?

Confía en el Señor de todo corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus sendas. Proverbios 3:5-6

 

Esta devoción trata de lo que nosotros los humanos, en nuestra poca sabiduría, llamamos de “accidentes”. Por ejemplo, decimos que es un accidente cuando el torero que está en medio de la arena es corneado por el toro. Sin embargo, ni el toro ni el torero estaban allí por casualidad. Más justo sería llamarlo de accidente deliberado.

En una noticia recientemente publicada, encontré la historia de un niño que había sido atropellado por un conductor ebrio. El abogado defensor dijo que el incidente había sido un “accidente”, lo cual es difícil de creer. El conductor había sido arrestado tres veces por manejar en estado de ebriedad. Cuando ocurrió este “accidente”, el conductor no tenía ni permiso para conducir, ni seguro.

Estoy convencido que al Señor no le gusta que juguemos con las palabras en lo relacionado a las cosas espirituales de la vida. Cuando él dice que algo es un pecado, no es un “error”. Cuando dice que “el alma que peca morirá”, no cometamos el atrevimiento de pensar que “Dios nunca enviaría a alguien a un lugar malo”.

Cuando Dios dice algo, lo dice en serio. Es por ello que es necesario que nosotros compartamos su Palabra sin cambiarla.

Gracias a Dios, hay muchas palabras buenas para compartir, incluyendo el hecho que su Hijo vino a este mundo para buscar y salvar al perdido. Jesús se entregó a sí mismo para sacarnos de la oscuridad de la condenación y llevarnos a la luz de la salvación.

Ése es el mensaje que necesitamos compartir “deliberadamente”.

ORACIÓN: Padre celestial, ayúdame a conocer tus caminos y guíame en mi diario vivir. Líbrame de la tentación y de Satanás y mantenme cerca de tu Hijo, que es el único que me perdona, me cuida y me salva. En su nombre. Amén.

 

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones