Dios-sí-sabe-adónde-vamos-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-camino-de-tierra-en-medio-de-pradera-verde-y-cielo-azul-soleado

Dios sí sabe adónde vamos

Más bien, confórmense con lo que ahora tienen, porque Dios ha dicho: «No te desampararé, ni te abandonaré». Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré lo que pueda hacerme el hombre» Hebreos 13:5b-6

 

Una vez, un hombre joven muy pobre fue a Londres, donde conoció a una joven de la nobleza… una joven dama quien, además, tenía mucho dinero.

Ellos se enamoraron y ella decidió ir a hablar con su padre para que le permitiera casarse con él. Muy preocupado, su padre respondió: “No sabes nada de él, ni de dónde viene.” “Es verdad”, admitió ella, “no sé de dónde viene, pero sé a dónde va, y quiero ir con él”.

¿Sabe usted a dónde va? Y si es así, ¿cuántos piensan que su decisión es suficientemente buena como para querer acompañarlo?

La verdad es que muchos no saben a dónde van. Sabemos si vamos al trabajo o al mercado, pero ¿sabemos a dónde vamos en nuestra vida? A veces puede ser muy complicado. Quizás empezamos yendo en una dirección, pero perdemos el trabajo, o se nos muere un amigo, o los planes que teníamos se vienen abajo, y todo cambia.

Menos mal que tenemos un Dios que sabe a dónde vamos, aun si nosotros no lo sabemos. Aún más, Él promete estar a nuestro lado. Su amor, demostrado en el sacrificio y resurrección de Jesús, está presente en nuestros logros y en nuestras fallas; cuando somos desviados de nuestra meta y cuando logramos nuestros objetivos.

Es reconfortante, ¿verdad?

Es tan reconfortante, que quienes han visto el sacrificio del Salvador y creen en la grandeza y santidad de su amor, pueden decir: “Yo sé a donde va Él, y doy gracias que me lleva con Él”.

ORACIÓN: Padre celestial, te agradecemos por cuidarnos y estar con nosotros. Gracias al Salvador sabemos que no hay lugar donde tú nos olvides o nos abandones. Por ello es que no tememos al futuro. En el nombre de Jesús. Amén.

 

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”

Publicado en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones