un-buen-cambio-devocional-01102018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-escaleras-de-piedra-que-suben-hasta-el-cielo

Un buen cambio

Dios enjugará las lágrimas de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni más llanto, ni lamento ni dolor; porque las primeras cosas habrán dejado de existir. Apocalipsis 21:4

 

Aun cuando el mundo entero habló y habló sobre del fallecimiento de Michael Jackson, me resistí a decir algo al respecto, y también mantuve silencio ante la muerte de otros personajes también conocidos.

Sin embargo, creí apropiado decir unas palabras en esta devoción acerca de la muerte.

Lo que me motivó a hacerlo fueron dos historias que recibí: una es acerca de una niña de dos años de la Florida a quien su mascota, una víbora pitón de doce pies de largo, la mató. Esa muerte fue totalmente previsible y nunca debió haber ocurrido.

La otra historia fue publicada por la agencia de noticias AP, y dice que un hombre de Nueva Jersey falleció al caer dentro de un caldero lleno de chocolate líquido.

Indudablemente, la muerte es inminente para todos, pero nunca sabemos cuándo ni cómo nos va a suceder.

Lo que sí sabemos es que nos va a llegar, como en las historias que acabamos de narrar. La muerte le llega tanto al rico como al pobre, tanto al joven como al viejo. La muerte llega a veces en formas previsibles y otras veces en formas totalmente imprevisibles.

Otra cosa que también sé es que la vida también va a llegar.

A lo largo de la Biblia, el Señor nos asegura que su gracia, demostrada en la vida prefecta de Jesús, en su muerte inmerecida y en su victoriosa resurrección, nos promete una vida eterna.

¿Ha leído bien lo que dice el libro de Apocalipsis? “Y ya no habrá muerte, ni más llanto, ni lamento ni dolor”.

ORACIÓN: Querido Jesús, te doy gracias por dar tu vida en la cruz por mí. Gracias a tu sacrificio, un día estaré en el lugar donde no habrá más llantos, ni lamentos, ni dolor. Ayúdame para que comparta tu historia de salvación con quienes necesitan escucharla. En tu nombre. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

en-sus-manos-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-28092018-foto-de-manos-de-alfarero-haciendo-una-vasija-de-barro-en-una-rueda

En sus manos

Ustedes, casa de Israel, son en mi mano como el barro en la mano del alfarero. Jeremías 18:6b

 

Un vendedor de artículos de segunda mano trataba de subastar una guitarra vieja y bastante rayada, pero ninguno de los concurrentes estaba interesado.

De pronto llegó un famoso guitarrista, a quien había pertenecido dicha guitarra. Con delicadeza la tomó, le quitó el polvo, la afinó y se puso a interpretar una bella pieza musical. Deleitado, el público pudo ver que, a pesar de su apariencia exterior, esa guitarra era de una calidad excelente.

Cuando el vendedor comenzó nuevamente a subastar la vieja y rayada guitarra, uno de los concurrentes ofertó y la compró a un muy buen precio.

Muchas veces, con nuestras malas decisiones y creyéndonos autosuficientes, dañamos las virtudes y los dones que Dios nos ha dado para ser felices y alcanzar muchos éxitos. Muchas veces damos pie a situaciones y vivencias confusas y sin propósito que nos producen daños y reflejan una imagen como la de la vieja guitarra que ofrecía el vendedor.

El texto bíblico nos recuerda que Dios, con su infinito amor y perdón, nos da las fuerzas necesarias para poder recuperarnos y reorientar nuestras vidas. Con su ayuda y dirección podemos seguir adelante con un renovado propósito en lo que hacemos, lograr cambios positivos para nuestras vidas y mejorar nuestras relaciones personales.

Pensemos siempre que Dios, por medio de la gracia y el perdón de Jesús, nos da la paz que tanto necesitamos y queremos, la cual nos transforma en personas útiles para nosotros mismos, para nuestros seres queridos y para aquellas personas que nos rodean.

Dios nos dice por medio de la Escritura: “Ustedes son en mis manos como el barro en las manos del alfarero” (Jeremías 18:6).

Dejemos que las manos de nuestro amado Jesucristo se posen en nuestra vida y nos llenen de sus hermosas bendiciones y de su pleno amor.

ORACIÓN: Padre celestial, te damos gracias por estar siempre dispuesto a perdonar nuestros pecados y a moldearnos con tus manos de alfarero. Ayúdanos a confiar cada vez más en ti. En el nombre de tu Hijo Jesucristo. Amén.

 

Biografía del autor: Alexander Jesús Pérez León fue Director de la oficina de Cristo Para Todas Las Naciones en Venezuela. Dicha Oficina fue establecida en ese país en la ciudad de Caracas en el año 1953.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

la-capilla-devocional-27092018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-un-hombre-joven-arrodillado-orando-con-ojos-cerrados-y-manos-entrelazadas-en-una-iglesia-vacía

La capilla

Escrito está: “Mi casa es casa de oración” (Lucas 19:46a).

 

¡Qué increíble es la tecnología! No se sabe con qué novedad vendrá la ciencia un día de estos y dará solución a alguna necesidad. Pareciera que no hay nada que el hombre se proponga que no lo pueda hacer.

Y esa es una de las causas por las que muchos toman a Dios como algo irrelevante.

Hace años, Camp Upton, un campo de entrenamiento militar en Long Island, en el estado de Nueva York, fue convertido en una base de investigación. Los científicos allí empleados trataban de descubrir nuevos usos para la energía atómica.

El lugar se convirtió en un verdadero espectáculo… suficientemente importante como para darles un tour a un grupo de reporteros.

El científico que servía de anfitrión orgullosamente señalaba los edificios y explicaba cómo eran usados. Todo fue bien, hasta que llegó a la capilla. Cuando se detuvieron frente a ella, por unos momentos el guía no supo qué decir. Finalmente, el científico confesó: “Aún no hemos encontrado ningún uso para la capilla”.

Uno de los reporteros presentes, dijo: “Yo vi Hiroshima. Quizás deberían usar la capilla”.

El reportero dio en el clavo. Dios ha dado muchos regalos a la humanidad. Pero sin importar lo lejos que se ha llegado o cuánto se ha logrado, hay algunas cosas que simplemente no podemos hacer.

Podemos prolongar la vida, pero no podemos evitar la muerte. Podemos dar medicamentos, pero no podemos dar esperanza eterna.

La verdad es evidente: todavía necesitamos a Dios. Dios puede hacer cosas por nosotros que nadie más puede hacer. A través del sacrificio de su Hijo, Dios nos ha dado perdón, esperanza y vida eterna.

Quizás esa capilla debería haber sido usada como capilla en el Camp Upton.

Y quizás nuestros amigos, familiares, vecinos y compañeros de trabajo también deberían usar la iglesia en su vecindario.

ORACIÓN: Amado Señor, te damos gracias por las bendiciones de la tecnología. Estas, como todas las otras provisiones, son regalos que tú nos das. Oramos para que la humanidad pueda ver sus limitaciones y la necesidad del Salvador y la salvación que otorga su sacrificio. Danos humildad y esperanza en él. En el nombre de Jesús. Amén

 

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”

Publicado en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Dios-nos-amó-primero-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-muestra-multitud-en-un-concierto-con-manos-alzadas-y-juntas-haciendo-la-forma-de-un-corazón

Porque él nos amó primero

Nosotros lo amamos a él, porque él nos amó primero. Si alguno dice: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es un mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios, a quien no ha visto? Nosotros recibimos de él este mandamiento: El que ama a Dios, ame también a su hermano. 1 Juan 4:19-21

 

Hace muchos años, con mi esposa e hijos visitamos a unos amigos que tenían una cantidad de gatos.

Cuando era hora de regresar, empecé a buscar a nuestros niños. A nuestra hija menor la encontré sentada en la galería acariciando a uno de los gatos, que ronroneaba de contento.

Le dijimos a nuestra hija que se preparara, pues estábamos por irnos. Aun cuando no protestó, tampoco se movió. Cuando le preguntamos por qué no se movía, dijo: “No sé qué hacer con el gato, tiene el motor encendido”.

Desde entonces, encuentro que algunas veces lo que funciona con un gato -amor, cariño y atención- casi siempre funciona con las personas. Es como dice el refrán: “Más moscas se cazan con miel que con hiel”.

Lamentablemente, en la iglesia no siempre ofrecemos el amor, el cariño y la atención que deberíamos. Algunas veces imponemos a las personas reglas innecesarias y arbitrarias. Algunas veces nos rehusamos a perdonar así como hemos sido perdonados. No tengo necesidad de continuar, ¿verdad?

Es triste que actuemos así, y además está mal. Mire el pesebre de Belén, la cruz del Calvario y la tumba vacía y verá todo el amor, el cariño y la atención inmerecida que el Salvador nos ha dado.

Y lo único que nos pide es que amemos a otros porque Él nos amó primero.

Si así lo hacemos, los resultados serán ensordecedores… con todos los otrora extraños y enemigos del Salvador ronroneando al unísono.

ORACIÓN: Amado Señor, tú me amaste sin que lo mereciera, y por eso quiero ser agradecido y compartir tu amor con los demás. Ayúdame para que en todo lo que haga y diga el mundo pueda verte a ti, mi Señor y Salvador. En el nombre de Jesús. Amén.

 

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”

Publicado en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

nada-nuevo-bajo-el-sol-Dios-da-lo-que-necesitamos-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-en-la-foto-mujer-sonriente-en-medio-de-campo-de-flores-amarillas-con-brazos-abiertos-hacia-el-cielo-en-actitud-de-agradecimiento

Nada nuevo

¡Y no hay nada nuevo bajo el sol! No hay nada de lo que pueda decirse: «¡Miren, aquí hay algo nuevo!», porque eso ya existía mucho antes que nosotros. Eclesiastés 1:9b-10

 

Hay personas que están trabajando en un proyecto para hacer que la estadía en un hospital sea vivida con dignidad. Una de ellas, dijo: “Los pacientes en los hospitales están en la peor condición, cuando en realidad deberían sentirse cómodos y con la confianza suficiente como para poder hacerle a los doctores las preguntas necesarias”.

El “proyecto” del que hablo había recibido US$37.500 para desarrollar prototipos de productos que sirvieran para incrementar la dignidad de los pacientes de los hospitales. Surgieron toda clase de ideas. Una fue un asiento de recuperación, similar a los asientos de primera clase de un avión, propuesta de la aerolínea Virgin Atlantic.

Probablemente la idea más aplaudida fue la que tuvo que ver con la tradicional túnica de hospital que, en vez de atarse en la espalda, se ataba a los lados. También hubo otras túnicas… unas con bolsillo para celulares y otras con una manta que hacía juego. Todas cosas ideadas con la intención de levantarles el ánimo a los pacientes.

Y es cierto que pueden ayudar, pero si realmente queremos ser animados, tenemos que acercarnos al Salvador.

Jesús sabía cómo darle a las personas lo que ellas realmente necesitaban. Lea las Escrituras y verá que Jesús tocó al leproso… porque sabía que el contacto humano le iba a levantar el ánimo. Cuando un pecador fue llevado ante Jesús, él lo perdonó, le dijo palabras de aliento y lo dejó libre para vivir con gratitud. Jesús le da a cada persona lo que ella necesita.

Perdón, esperanza, paz, gozo, una reunión en el cielo. La vida, muerte y resurrección victoriosa del Salvador nos muestran sus cualidades y habilidades… y también nos muestran cuánto debemos amarlo.

ORACIÓN: Querido Señor, te doy gracias por darnos lo que realmente necesitamos. Por animarnos, por proveer para nuestras necesidades y por vivir, morir y resucitar para que nos fuera otorgado lo que más necesitamos: fe, perdón de pecados y salvación. En el nombre de Jesús. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Dios-condena-la-idolatría-devocional-21092018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-árbol-solitario-frente-a-lago-como-espejo-mientras-sol-se-oculta-detrás-de-una-colina

Dios condena la idolatría

Al ver los israelitas que Moisés tardaba en bajar del monte, se juntaron alrededor de Aarón y le dijeron: “Anda, haznos dioses que nos guíen, porque no sabemos qué le ha pasado a este Moisés que nos sacó de Egipto”. Éxodo 32:1

 

Vivimos en un país donde cada persona tiene la libertad de seguir cualquier religión, siempre y cuando esa libertad de culto no le perjudique a otro ciudadano. Tener libertad de elegir significa poder aceptar, como también rechazar, las enseñanzas que los demás nos presentan.

Nosotros, los cristianos, basados en las enseñanzas de la Biblia, creemos que el primer mandamiento de la Ley de Dios no nos permite la práctica de lo que se denomina idolatría grosera, a saber, considerar o adorar a una criatura como si fuese realmente Dios.

En el Antiguo Testamento tenemos un ejemplo claro de esto. En el capítulo 32 del libro de Éxodo se nos cuenta que cuando Moisés, el líder del pueblo de Israel, subió al Monte Sinaí para recibir los Mandamientos de Dios, el pueblo le pidió a su hermano Aarón que les hiciera un dios. Y así fue. Después de juntar entre el pueblo una cantidad suficiente de oro, Aarón hizo un becerro que el pueblo adoró como si fuera un dios. Como resultado de dicha idolatría, Dios destruyó a casi todo el pueblo de Israel.

La voluntad de Dios es bien clara con respecto a la idolatría. En el libro de Éxodo, complementando el primer mandamiento, Él dice: “No te hagas ningún ídolo ni figura de lo que hay arriba en el cielo, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en el mar debajo de la tierra. No te inclines delante de ellas ni les rindas culto” (Éxodo 20:4-5).

Que todos nosotros, conociendo con claridad la voluntad de Dios, nunca nos postremos delante de imágenes para adorarlas o rendirles culto. Que nuestra adoración y nuestro culto sean siempre dados a Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

ORACIÓN: Señor, tú eres digno de nuestra adoración, de nuestro culto, de nuestra honra, y de nuestro loor. Líbranos de volvernos idólatras. Por Jesús. Amén.

 

Biografía del autor: Esta devoción fue enviada por la oficina de Cristo Para Todas Las Naciones en Paraguay.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

equipo-de-búsqueda-y-rescate-devocional-20092018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-en-la-foto-salvavidas-hombre-vestido-de-shorts-rojos-con-manos-en-cintura-viendo-hacia-el-mar-y-en-primer-plano-equipo-de-salvamento-colocado-en-la-arena-de-la-playa

Equipo de búsqueda y rescate

Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Lucas 19:10

 

Una de las diferencias entre la cultura africana y la estadounidense es que en África es normal pedir ayuda: “Estoy perdido, ¿me puede decir por favor cómo llego a tal lugar?”, cosa que es extraño que suceda en nuestro país.

Cuando se trata de Cristo, lo opuesto es verdad. Una persona comienza admitiendo que está perdida. Este hecho se manifiesta en el Evangelio, donde Jesús proclama que él vino a buscar a los que están perdidos. Hasta que una persona admita que no tiene idea de a dónde se dirige, no va a pedir dirección.

El propósito de la venida de Cristo -y de su resurrección de la muerte- es encontrar y salvar al perdido. Sólo en Cristo tenemos nuestra salvación, nuestra última dirección. Dios aún está buscando a los que están perdidos. A través de su Palabra y de la obra del Espíritu Santo, él alcanza y guía a quienes se mantienen unidos a Él en la fe.

Dejemos que Dios obre a través nuestro -su equipo de búsqueda y rescate- compartiendo las buenas nuevas de salvación de Jesucristo con quienes andan sin dirección y perdidos.

ORACIÓN: Señor Jesucristo, hazme parte de tu equipo de búsqueda y rescate para que, a través de mí, más personas puedan ser restauradas para tu propósito eterno en sus vidas. En el nombre de Jesús. Amén.

 

Biografía del autor: Esta devoción ha sido escrita por un voluntario de Cristo Para Todas Las Naciones de Uganda.

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

 

dar-al-César-lo-que-es-del-César-devocional-19092018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-bandera-de-Chile-ondeando

Dar al César lo que es del César

Den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. Mateo 22:21b

 

Es muy conocido el dicho de Jesús: “Den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”. Jesús no sobrepone un poder sobre otro, sino que pide que tanto el poder civil como el poder espiritual sean obedecidos. La comprensión de esta idea nos lleva a cumplir las leyes de nuestro país, no solamente para evitar un castigo, sino porque respetando las leyes estaremos también sirviendo a Dios.

Por lo tanto, además de respetar a las autoridades, debemos pedir a Dios que todos los que ejercen la autoridad sean justos y se preocupen por atender las necesidades del pueblo. Nosotros, por nuestra parte, no debemos olvidarnos de orar para que la autoridad espiritual encuentre siempre su fuerza en la Palabra de Dios, y así siga anunciando y viviendo el gran amor y perdón que Jesús nos da.

ORACIÓN: Amado Jesús, gracias por la paz y protección que nos das por medio del orden que se vive en nuestro país. Ayúdanos para que tu justicia y paz estén siempre presentes, y tu amor pueda seguir siendo anunciado. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

el-valor-de-la-palabra-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-18092018-foto-de-martillo-y-biblias-tribunal-justicia-y-lealtad

El valor de la palabra

El Señor ha ordenado esto: Cuando alguien haga un voto al Señor, o haga un juramento que lo comprometa, no deberá faltar a su palabra, sino que hará todo lo que se haya comprometido a hacer. Números 30:1b-2

 

En el estado de Massachusetts hay una organización que se denomina “Brookline Acción Política para la Paz”.

No estoy muy seguro de por qué incluyeron la palabra PAZ en su nombre, ya que tienen varios objetivos, pero la paz no es uno de ellos.

El principal objetivo de esta organización es lograr que las autoridades obliguen al Comité Escolar a que deje de exigir que en las escuelas se haga la jura de la bandera.

De acuerdo a ellos, la jura de la bandera:

  • no tiene ningún valor educativo;
  • es una práctica que recuerda regímenes totalitarismos horrorizantes;
  • no concuerda con las tradiciones más importantes de los Estados Unidos.

¡Parece mentira que en tan pocas palabras encuentran tantas cosas malas!

No quiero que me mal entiendan. Yo no pienso que debemos aceptar cualquier cosa sólo porque es una tradición. Pero sí creo, y el Señor así lo sugiere, que hay ciertos principios a los cuales una persona puede, y probablemente debe, adherirse.

Hasta el mismo Jesús, al entrar en las horas finales de sufrimiento por nuestra salvación, dejó de lado sus preferencias personales y oró a su Padre celestial: “Que no se haga mi voluntad, sino la tuya”.

Con esto no quiero decir que ignoremos las palabras del apóstol Santiago, cuando dijo: “Que nuestro sí o nuestro no sean suficientes”. Lo que estoy diciendo es que el Señor reconoce las promesas de sus fieles… y lo mismo sucede con nuestra nación.

Y si algunos piensan que jurar fidelidad a una nación bajo Dios es visto como algo malo para nuestros niños, lo lamento por ellos.

Ben Franklin tenía razón cuando dijo: “Debemos mantenernos unidos, o nos vamos a separar”.

Eso es tan cierto para el país, como para la iglesia.

ORACIÓN: Señor, en esta vida hay algunas cosas que deben ser respetadas por todas las personas. Haz que, bajo tu guía, nuestros niños encuentren que esta nación es digna de su lealtad. En el nombre del Salvador. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

todavia-aqui-devocional-cristo-para-todas-las-naciones-chile-17092018-imagen-destrucción-fuego-explosión-masiva

¿Todavía está aquí?

Estén atentos, porque ustedes no saben el día ni la hora en que el Hijo del Hombre vendrá. Mateo 25:13

 

De acuerdo a una noticia de ABC News, el profeta Yisrayl, también conocido como “Buffalo Bill” Hawkins, predijo que en el 2006 comenzaría una guerra nuclear.

Por eso mi pregunta: ¿Todavía está aquí? Como ya dije, espero que así sea. En realidad Hawkins, quien vive en la ciudad de Abilene en el estado de Texas, es sólo uno más en la larga lista de profetas que en los últimos años han predicho fatalidades, desastres y hasta el mismo fin del mundo.

A esta altura eso ya no nos sorprende, pero lo que sí sorprende es que haya personas que les crean. Hubo personas que le creyeron a “Buffalo Bill” Hawkins cuando profetizó que el principio del fin comenzaría el 12 de setiembre del 2006. Cientos de sus seguidores en Kenya se escondieron en refugios subterráneos y se dispusieron a esperar cubiertos con máscaras antigas. Cuando pasó la fecha señalada y nada sucedió, regresaron avergonzados a sus casas.

Esta vez, en preparación para la más reciente predicción, sus seguidores instalaron cientos de contenedores cargados con alimentos y agua en la propiedad de 44 acres que poseen en Texas.

Pero, si usted está leyendo hoy esta devoción, es porque el fin del mundo aún no ha llegado y ellos estaban equivocados.

A pesar de que a través de la historia se han levantado muchos falsos profetas, la Biblia no deja lugar a dudas en cuanto a cuándo llegará el fin del mundo. El propio Jesús fue muy claro cuando dijo: “No saben ni el día ni la hora”. Lo único que sabemos con seguridad es que Jesús va a volver.

Desde que Dios prometió un Salvador a nuestros primeros antepasados, hasta que esa promesa se cumplió en la persona de Jesucristo, pasaron miles de años. Y luego ese mismo Jesucristo dijo que va a volver, pero no dijo cuándo. Puede ser pronto, como puede ser dentro de miles de años más.

Esa es la razón por la cual quienes creemos en el Salvador que vivió, sufrió, murió y resucitó para rescatarnos del pecado y de la muerte eterna, también creemos que debemos estar preparados para esa “hora” que puede llegar en cualquier momento.

Una cosa que los seguidores de Hawkins hicieron bien fue que se prepararon. Nosotros también debemos prepararnos, pero no acumulando alimento para el cuerpo, sino viviendo una vida limpia delante de Dios y de quienes nos rodean, y confiando en su perdón y sus promesas.

ORACIÓN: Señor Jesús, quizás muchos estén desilusionados porque el fin del mundo aún no ha llegado, pero nosotros te damos gracias porque todavía podemos compartirte con quienes aún no te conocen. Llénanos de tu Espíritu Santo para que seamos testigos fieles de tu gracia y de tu amor. En tu nombre. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones