en-conflicto-con-el-mundo-devocional-12102018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-montaña-bañada-por-los-rayos-del-sol-que-caen-sobre-un-rebaño-de-ovejas-que-pasta-en-sus-faldas

En conflicto con el mundo

Si el mundo los aborrece, sepan que a mí me ha aborrecido antes que a ustedes. Juan 15:18

 

Cuando recibimos a Jesucristo como Señor y Salvador, es probable que amigos, o incluso familiares, se pongan en contra nuestra. Pero al convertirnos en hijos de Dios, el Espíritu Santo nos da la fuerza para vivir una vida en santidad y alejarnos de las malas intenciones y acciones de quienes nos rodean. De hecho, el no estar involucrados en actividades que disgustan a Dios puede causar que, quienes se oponen a nuestra fe, nos odien aún más.

Jesucristo lo sabía. Él vino a este mundo para morir por nuestros pecados, pero aun así el mundo lo odió. Jesús dijo: “El siervo no es mayor que su señor” (Juan 15:20a). Este mundo odió a nuestro Señor, y ciertamente nos odiará a nosotros.

Al vivir vidas santificadas y servir a Jesucristo, somos bendecidos. Está escrito: “Bienaventurados serán ustedes cuando, por causa del Hijo del Hombre, la gente los odie, los segregue, los vitupere, y menosprecie su nombre como algo malo” (Lucas 6:22).

Si el mundo los odia, no se desanimen. Confíen en la guía del Espíritu Santo, perseveren en la lectura de la Palabra de Dios y tengan presente el premio que los aguarda en el cielo y que es suyo a través de la fe en Jesucristo. “Por causa de mi nombre todo el mundo los odiará a ustedes, pero el que resista hasta el fin, se salvará” (Marcos 13:13).

Esta es la promesa que Dios nos ha dado.

ORACIÓN: Padre celestial, gracias por la fuerza que nos ayuda a mantenernos firmes frente a la persecución del mundo. Gracias por las bendiciones que nos otorgas cuando somos odiados por los hombres. Protégenos con tus brazos poderosos y danos paz. En el nombre de Jesucristo. Amén.

 

Biografía del autor: Esta devoción fue escrita por un voluntario de las oficinas de Cristo Para Todas Las Naciones en Vietnam.

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones