¿A quién le importa? - Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones (CPTLN) - Chile. 05/12/2018

¿A quién le importa?

Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Mateo 1:1

 

El libro de Mateo comienza con una extraña selección de temas: 42 generaciones de la genealogía de Jesús, hasta llegar a Abrahán. Algunos encuentran esto fascinante, otros quizás bostezan y piensan: “¿A quién le importa?”

Aparentemente, a Dios le importa. A Dios le importa lo suficiente como para darnos una lista de nombres (la mayoría del Antiguo Testamento), que incluyen patriarcas y reyes, prostitutas y extranjeros, adúlteros y asesinos, e incluso a uno (Manasés) que ofreció a su propio hijo como sacrificio humano.

Y también están aquéllos cuyas vidas han quedado fuera del radar, como la mayoría de los nombres hacia el final de la lista. Sus vidas no fueron registradas. Ya no eran realeza; la familia de Jesús estaba desapareciendo en las filas de la gente común: artesanos, tenderos y granjeros, aparentemente sin importancia para nadie más que para ellos mismos.

Pero para Dios sí eran importantes. Aunque nadie más lo haya hecho, Dios mantuvo un registro de sus vidas. Dios tenía planes para ellos y se preocupaba intensamente por todos los antepasados de Jesús, buenos y malos por igual, así como se preocupa también por nosotros.

Nuestros nombres nunca estarán en la Biblia, y es posible que nunca se haga una crónica de nuestras vidas en ningún lado (excepto posiblemente en Facebook o Instagram). Y, sin embargo, Dios envió a su Hijo Jesús para rescatarnos y hacernos sus hijos, parte de su propia familia.

Tú importas. Y si confías en Jesús, tu nombre ya ha sido escrito en el único lugar que realmente importa: el libro de la vida de Jesús (Apocalipsis 3: 5).

ORACIÓN: Padre, gracias por escribir nuestros nombres en el libro de la vida. Haz que tu Espíritu Santo viva en nosotros, para que todos puedan ver que pertenecemos a tu familia. Amén.

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones