De vuelta a las ovejas. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile. 31122018

De vuelta a las ovejas

Al volver los pastores, iban alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo había sucedido tal y como se les había dicho. Lucas 2:20

 

 

¿Qué hicieron los pastores después de ver al niño Jesús y a sus padres? Lucas nos dice que “contaron lo que se les había dicho acerca de él” (Lucas 2:17); o sea, hablaron con personas: María y José, los vecinos. Pero luego regresaron a casa: las ovejas los esperaban.

 

A veces Dios también nos regala momentos maravillosos. Quizás sea en el bautismo de un bebé de tu familia, o cuando participamos de la comunión. O tal vez sea sólo un segundo, cuando estamos lavando platos o cambiando el aceite del auto, y de repente recordamos a Jesús y su amor. Esos momentos son preciosos y tenemos razón en estar agradecidos por ellos. Pero las ovejas aún nos esperan. Así es que nos levantamos y volvemos nuestros pensamientos al trabajo. Así funciona la vida.

 

Excepto por una cosa. Lucas dice: “Al volver los pastores, iban alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo había sucedido tal y como se les había dicho” (Lucas 2:20). Nosotros podemos hacer lo mismo. Podemos continuar con nuestra vida diaria sin olvidar las grandes cosas que Dios ha hecho, sino alabando a Dios por ellas. Podemos hacerlo en silencio en nuestro corazón, o con palabras cuando hablamos con amigos, familiares o compañeros de trabajo.

 

Es cierto que seguimos viviendo la vida de todos los días, pero las grandes cosas que Dios ha hecho por nosotros -la vida, muerte y resurrección de Jesús- todavía están con nosotros. El amor de Jesús y su obra por nosotros avalan todo lo que hacemos. ¡Qué bueno es alabarlo por todo eso, incluso cuando nos ocupamos de las ovejas!

 

ORACIÓN: Señor, ayúdame a amarte y glorificarte en todos los momentos de mi vida. Amén.

 

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
Trata de recordar algún momento o experiencia extraordinaria que hayas tenido con Dios.
¿Cómo haces para ser consciente de la presencia y el amor de Dios en tu vida diaria?

 

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Alarmante. Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones (CPTLN) - Chile. 26/12/2018

“Alarmante”

En esa misma región había pastores que pasaban la noche en el campo cuidando a sus rebaños. Allí un ángel del Señor se les apareció, y el resplandor de la gloria del Señor los envolvió. Ellos se llenaron de temor… Lucas 2:8-9

 

Lo más probable es que fuera una noche tranquila. A menos que algo sobresaltara a las ovejas, nunca había mucha emoción. El mayor problema era mantenerse despierto… Pero de pronto llega el glorioso llamado de atención con un ángel rodeado de la gloria de Dios y los pastores se ponen de pie, parpadeando y temblando.

¿Algo que sobresaltara a las ovejas? ¡Por supuesto! Y más todavía, algo que iba a sobresaltar y despertar a las ovejas de Dios. Un Niño recién nacido, acostado en un pesebre. Un Salvador. El mismo Dios que bajó a la tierra a salvarnos.

¿Es realmente sorprendente, no? Cada uno haciendo su vida, trabajando o durmiendo, sentados o caminando, y allí aparece Dios. Dios en medio de todos nosotros durmiendo, llorando y amamantando. Dios en un pesebre, el centro de una familia humilde en un pueblo pequeño en un país conquistado. Emanuel, Dios con nosotros.

Pero las ovejas no permanecen sobresaltadas. Pronto se calman y vuelven a su pastoreo. Y nosotros, las ovejas de Dios, también nos calmamos y volvemos a nuestras vidas cotidianas. Pero esta vez no lo hacemos solos. Ahora tenemos a Jesús, el Dios que nació por nosotros, que vivió, sirvió, sufrió y murió por nosotros; el Señor que resucitó de los muertos por nosotros, y que se ha convertido en nuestro Pastor. Él nos mantiene bajo su cuidado para siempre.

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por venir a vivir, morir y resucitar como nuestro Buen Pastor que nos ama. Amén.

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN:
¿En qué te asemejas a una oveja?
¿Qué hace Jesús por ti como tu Pastor?

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones